PERFECCIÓN DE BOLSILLO

Hoy hemos querido recordar algunos cartuchos esenciales para nuestra añorada Game Gear.

ARENA: MAZE OF DEATH (Eden Entertainment Software, 1.996)

Estupendos gráficos isométricos – la animación del personaje central era digna de loa – para un juego de acción que dejaba a las claras el potencial que encerraba Game Gear – y que muchas desarrolladoras desaprovecharon -.

El único “pero”: compensaba más esquivar a los malos, cuyos disparos iban a 2 km/h, que liquidarlos.

DEFENDERS OF OASIS (Sega, 1.992)

Aunque el catálogo de Game Gear no era pródigo en RPG’s, incorporó algunos maravillosos.

El desértico Defenders of Oasis era uno de los mejores, y equilibraba la profundidad que requería el género con la naturaleza portátil de la consola.

Incluso en un corto trayecto de Metro podías pasártelo en grande.

POPILS: THE BLOCKBUSTING CHALLENGE (Tengen, 1.991)

Este puzzle fue la última creación de Fukio Mitsuji, más conocido por obras maestras como Bubble Bobble y Rainbow Islands.

Todo un desafío, consistía en destruir bloques para rescatar a una princesa.

Con 100 fases y un gran editor de niveles, Popils te dejará pegado a la pantalla.

POWER STRIKE II (Compile, 1.993)

Los maestros de Compile obraron el milagro de desplegar un matamarcianos alucinante en la pantalla de 3.2 pulgadas de la Game Gear.

No nos extraña que se haya revalorizado tanto con el paso del tiempo en el mercado de segunda mano, aunque no tanto como su homónimo de Master System, también obra de Compile.

Ese sí que vale un pastizal.

SHINOBI II: THE SILENT FURY (Sega, 1.992)

El primer Shinobi de Game Gear era fabuloso, y esta secuela mantuvo su mayor genialidad – poder controlar los ninjas que ibas rescatando a lo largo del juego, cada uno dotado de sus propias habilidades -.

Las mejoras en los gráficos y el diseño de los niveles hicieron que Shinobi II superase a una primera entrega que ya era tremenda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.