PETER JACKSON’S KING KONG: THE OFFICIAL GAME OF THE MOVIE

La excelente labor del equipo creativo y técnico de Michel Ancel, en conjunción con el director del filme Peter Jackson, nos ha proporcionado uno de los juegos más intensos, personales e inmersivos del catálogo de PlayStation 2.

De la conversión para la portátil apenas se sabía nada, aunque albergábamos ciertas esperanzas.

Finalmente nos vimos sorprendidos con un título al que se le pueden aplicar casi todos los comentarios realizados para su hermana mayor, aunque con algunas salvedades.

King Kong es, mayoritariamente, una aventura de acción en primera persona.

Controlando a Jack, el protagonista humano, nos enfrentaremos a todo tipo de peligros en Skull Island.

La mayor parte del tiempo estaremos avanzando por acantilados, junglas y templos en ruinas, y todos ellos hacen gala de una dirección artística magistral.

Los depredadores de la isla – dinosaurios de todos los tamaños, escorpiones, bichos voladores, etcétera – intentarán darte caza en todo momento, y para evitarlo tendrás que utilizar las escasas armas de fuego que encontrarás, los elementos del entorno – lanzas, fuego, … – y tu ingenio.

El inteligente diseño de los niveles te obligará a pensar la mejor forma de afrontar cada situación, porque el ataque directo no suele dar buenos resultados.

Dicho lo cual, aproximadamente el 30% del juego está ocupado por unos niveles de plataformas y combate en tercera persona, protagonizados por Kong, el simio gigante.

Suponen un soplo de aire fresco a la absorbente aventura y, sin duda, son divertidos – un combate de wrestling contra un T-Rex no tiene precio -, pero no dejan de ser secundarios.

Sin embargo, algunas cosas han sido modificadas con respecto a la versión para PS2.

El control por ejemplo, al no existir un stick analógico, es más complicado, aunque todo es cuestión de acostumbrarse.

La duración de la aventura también se ha reducido, y la verdad es que ya era bastante corta en PS2.

Así pues, el desarrollo ha sido modificado y simplificado en algunos momentos, pero seguimos frente a una gran aventura de PSP.

UNA BELLA MUY BESTIA

La incomparable Naomi Watts interpreta a Ann Darrow, la actriz en horas bajas que viaja hasta Skull Island para protagonizar un filme.

Entonces, Kong se encapricha de ella y la cosa se pone fea…

EN SÍNTESIS

La recreación de la isla y de los seres que habitan en ella es genial, y el juego posee un frame rate estable en todo momento.

En lo sonoro, las voces no han sido dobladas, al contrario de lo que ocurre en el resto de versiones, aunque la música es excelente.

Por lo demás, una vez te acostumbras al control te costará despegarte de la consola hasta finalizar el juego.

Lástima que sea tan corto.

PROS Y CONTRAS

El juego ofrece una experiencia única, inmersiva y totalmente fiel a la película.

Lamentablemente, el sistema de control adolece con respecto a la versión para PS2 por la ausencia del segundo stick.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.