PHANTASY STAR (PARTE 3)

El precio no impidió que Phantasy Star se convirtiera en un juego muy querido, y el primero de una multitud de secuelas que entraron pronto en producción para Master System.

Así, Phantasy Star II terminó siendo reubicado como un título clave para animar las ventas de la nueva Mega Drive de 16 bits.

Mantendría la temática sci-fi y gran parte del equipo, pero perdió las mazmorras 3D y se centró en un nuevo elenco.

El equipo se separó durante los años de Mega Drive, con Yuji Naka, Naoto Oshima y Rieko Kodama alejados por el éxito de Sonic the Hedgehog.

Kodama volvería a codirigir la última entrega de Mega Drive, Phantasy Star IV.

Después, la serie se sumió en un largo letargo, y en 2.000 Naka ejerció de productor de Phantasy Star Online, un revival que se inclinó más hacia los elementos de ciencia ficción de la serie y cambió a un sistema de combate de acción, al tiempo que fue el pionero de los RPG online en consola.

Cambios que son ya el modelo de los juegos modernos de la serie, con Phantasy Star Online 2 todavía activo hoy.

En cuanto al original, la demanda ha mantenido el precio siempre alto, y serás afortunado si lo encuentras por menos del precio inicial.

Como resultado de esta demanda, SEGA ha hecho que el juego siguiera disponible durante todos estos años.

En 1.994, se realizó un relanzamiento especial del original para Mega Drive, y se han lanzado recopilaciones de Phantasy Star para Saturn, Game Boy Advance y PlayStation 2, aunque sólo la de GBA vio la luz en Occidente.

También se lanzó mundialmente en la Consola Virtual de Wii, y apareció como extra en el recopilatorio Sega Mega Drive Ultimate Collection para Xbox 360 y PlayStation 3.

Pero, al preguntar a Naka cómo se siente por haber creado un juego tan querido, su respuesta se centra en el potencial no materializado, más que en lo que el equipo consiguió.

Phantasy Star es un proyecto muy querido en mi corazón, pero siempre estábamos muy ocupados con otros proyectos, como Sonic the Hedgehog.

Echando la vista atrás, siento que si hubiera dedicado más tiempo a crear contenido de Phantasy Star, quizá sería más grande de lo que es ahora.

Bueno, la serie Phantasy Star Online sigue ahí y haciéndolo muy bien“.

Es la típica respuesta de un desarrollador que prefiere esforzarse para lograr el éxito a dormirse en los laureles, aunque hay mucho que celebrar con Phantasy Star.

Es un juego que desafió las convenciones existentes en los RPGs, al ofrecer ambientación y personajes inusuales, e introdujo a una generación de jugadores occidentales en la emergente escena del JRPG.

Añade además que no es sólo uno de los mejores juegos de Master System, sino uno de los mejores de su era, y es fácil ver porqué el juego ha permanecido relevante durante décadas.

PERDIDO EN LA TRADUCCIÓN

¿Por qué los fans tradujeron el juego al inglés por segunda vez?.

Como el primer RPG japonés en ganar prominencia en Occidente, la localización de Phantasy Star fue pionera, pero imperfecta.

Parte del problema fue que el juego estaba diseñado para mostrar caracteres japoneses, y en lugar de reprogramarlo para permitir el mayor número de caracteres que una traducción al inglés ideal requería, los programadores de la localización truncaron el guión para que encajara en el motor.

Se puede ver en opciones del menú como “ATTK“, una palabra para la que bastan cuatro caracteres en japonés, pero no para el inglés.

Como resultado, un equipo de programadores de SMS Power se unieron para traducir el juego original al inglés, y lanzaron sus esfuerzos en 2.008.

El motor fue modificado para encajar mejor el texto inglés, mostrando más líneas de diálogo por pantalla para descubrir una traducción más matizada.

Además, la retraducción desliza algunos cambios de localización – Odin y Noah se conocen como Tylon y Lutz aquí -, y restaura la mejorada BSO FM que fue eliminada del juego occidental.

LA NUEVA GENERACIÓN

Cómo SEGA revitalizó su clásico para la era PlayStation 2.

A principios del milenio, SEGA se puso especialmente seria con la idea de renovar su catálogo para PlayStation 2, hasta el punto de poner en marcha un proyecto conjunto con D3 Publisher – llamado 3D AGES – y un sello de bajo presupuesto llamado Sega Ages 2500.

El título elegido para lanzar esta nueva gama de juegos fue el remake de Phantasy Star, llamado Phantasy Star Generation: 1, lanzado el 28 de agosto de 2.003, sólo en Japón.

El juego recibió un lavado de cara en alta resolución – de bajo presupuesto -. con gráficos 2D y mazmorras 3D en tiempo real, y mostró tanto varios monstruos como a nuestros personajes en combate.

La música también se actualizó, aunque el mayor cambio vino en la forma de contar la historia: los personajes tenían diálogos más expresivos y escenas ilustradas adicionales que daban un paso más dramático a los acontecimientos.

Esta versión iba a ser lanzada por Conspiracy Entertainment en EE.UU. como parte del pack, confusamente titulado, Phantasy Star Trilogy, que contendría los remakes de Phantasy Star, Phantasy Star II y Phantasy Star IV – el tercer juego estaba notablemente ausente en los planes de SEGA -.

En cualquier caso, la serie de remakes terminaron prematuramente con Phantasy Star Generation: 2 y el recopilatorio fue cancelado.

Sin embargo, los jugadores japoneses pudieron disfrutar de Phantasy Star Complete Collection, una colección con todos los juegos de la serie para Master System, Mega Drive y Game Gear emulados.

Por suerte para los que no hablamos japonés, la web Phantasy Star Cave lanzó un parche en inglés para Phantasy Star Generation: 1, que todavía sigue desarrollándose de forma activa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.