POPEYE

El refrán es tajante: “Rectificar es de sabios“.

King Features Syndicates – la empresa titular de los derechos de explotación de Popeye – es de las que saben reconocer sus errores y no dudan en dar marcha atrás para defender los intereses de su sociedad.

Así es, en un principio, los protagonostas de Donkey Kong iban a ser Popeye – en vez de Mario -, Brutus – en lugar del gorila – y la flacucha Olivia – reemplazando a Pauline -.

Simplemente, KFS se negó a ceder los derechos a Nintendo, que se vio obligada a inventar deprisa y corriendo unos héroes de sustitución.

Por esa razón, Popeye se convirtió en Donkey Kong, allá por el lejano 1.981.

Sin embargo, tras el éxito del juego, la propia empresa estadounidense se puso en contacto con Hiroshi Yamauchi, en 1.982, con el fin de ofrecerle la licencia del héroe fumador de pipa para una posible explotación en arcade.

Finalmente, en diciembre de 1.982 vio la luz Popeye, un juego de plataformas en el que adoptamos el rol el célebre marinero aficionado a las espinacas.

Nuestro eterno rival trata de seducir a Olivia, pero ella sólo tiene ojos para nosotros y nos envía unos besos muy tiernos – en forma de corazón – que deberemos atrapar.

Brutus, celoso, trata de evitarlo por todos los medios.

En el segundo nivel, nuestra amada nos tocará una serenata y nuestra misión será recuperar las notas.

En el tercero, Brutus decide directamente llevarse a la joven en su barco y alejarla de nosotros.

Por suerte, Popeye llega justo a tiempo, antes de que el barbudo despliegue las velas.

¿Conseguiremos escuchar los lamentos de nuestra amada – y reunir las letras de la palabra HELP – para liberarla?.

No hay de qué preocuparse y para darnos fuerzas, podremos engullir las famosas latas de espinacas, que nos harán invencibles durante un corto espacio de tiempo.

Popeye es, al igual que Sky Skipper, un juego con escenarios demasiado pixelados pero con unos sprites extremadamente cuidados, en los que radica gran parte del mérito de este juego y que le permitieron convertirse en otro de los grandes clásicos del arcade de Nintendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.