PRÁCTICAS CENSURABLES

Quizás soy un poco tiquismiquis, puede que incluso un tanto exigente, y a lo peor un gruñón recalcitrante… pero qué queréis que os diga: me fastidia sobremanera la dirección que están tomando algunos acontecimientos.

Más allá de la proliferación de las “loot boxes“, de la que hablamos recientemente y que, en el fondo, no me preocupa en exceso siempre y cuando no afecte a la jugabilidad, hay otras prácticas igual de molestas.

Muchas tienen que ver con los “incentivos” de compra.

Uno de los más recurrentes, y que incluso se da en las ediciones especiales de muchos juegos, son los denominados “libros”.

Muchas veces, para presentar estos “libros”, se realiza un montaje ficticio con la portada y alguna página del interior.

En ocasiones, se suele presentar como un grueso volumen… que, al llegar a nuestras manos, no pasa de panfleto.

De hecho, según la Unesco, se considera libro si tiene al menos 49 páginas, y en caso contrario se denomina folleto, aunque suene peor.

Pues bien, el último caso con el que me he topado es bastante reciente.

Se trata de la edición Critical Mass de Velocity 2X, un juego que otro ilustre redactor me mostró en versión digital para PS Vita y que terminó comprando en formato físico para conservarlo.

Al hacer la reserva, la edición Critical Mass incluía un libro de arte, sin especificar páginas, pero la imagen no dejaba lugar a dudas: era un volumen rectangular y relativamente grueso.

¿Podéis imaginar lo que recibió mi apreciado camarada?.

Efectivamente, un pequeño “panfleto” de apenas 28 páginas, con tapa blanda, además.

Me consta que el juego se lo iba a comprar igualmente, y que el libro de arte lo consideraba un simple extra… pero, a título personal, se me antoja que este tipo de prácticas dañan más la imagen del producto, en vez de ayudarlo a destacar.

A fin de cuentas, si lo que vas a regalar es un pequeño extra, mejor dejarlo claro en vez de mostrar, de forma explícita, un “ladrillo” de papel que no se corresponde con la realidad.

Pero no es la única práctica censurable.

Hay otra que me enerva más y que, cada año que pasa, va ganando adeptos.

Son las ediciones que dan acceso al juego “tres días” antes del lanzamiento oficial.

Este año, lo hemos visto ya con Forza 7, al que le va a seguir, por ejemplo, Star Wars Battlefront II.

Es una práctica que me parece lamentable por una sencilla razón: al ser experiencias con un fuerte componente online, dar una ventaja de tres días a los jugadores que paguen por una edición determinada es romper las reglas del juego.

Quienes lo compren el 14 de noviembre, y no tengan vida más allá de la pantalla, podrán subir de nivel y desbloquear coches o cartas estelares y mejoras a placer, convirtiendo automáticamente a los compradores del día 17 en jugadores “de segunda”, sobre todo durante los primeros días.

Pero, como decía al principio, quizá es cosa mía, que soy un gruñón exigente que quiere el mismo trato para todos…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.