PRINCE OF PERSIA

Son pocos los juegos para NES que alcanzan las cotas de calidad de este cartucho.

Y no resulta de extrañar, ya que la versión original rozaba la perfección.

Sea como fuere, el título que nos traemos entre manos es, cuando menos, brillante.

La estructura de los niveles y mapeado son exactamente iguales que en PC.

Del mismo modo, el control, la animación y los efectos son idénticos.

Para los que desconozcan el clásico, la historia narra como el gran Visir Jaffar usurpa el poder en la antigua Persia.

Su plan pasa por casarse con la heredera del trono y reinar como un tirano, y el único obstáculo es un enigmático extranjero del que la princesa se ha quedado prendada.

Nuestro papel consistirá en ocupar el lugar de este valeroso personaje, que está encerrado en las mazmorras del palacio, en su frenética huida hacia la libertad y su amada.

Para lograr su objetivo, deberá escapar de los calabozos, atravesar los laberintos del palacio, trepar hacia donde se encuentra retenida la princesa y derrotar al gran Visir.

Dicho lo cual, Prince of Persia es un juego original, diferente y, en algún caso, atrevido.

Mientras que en los arcades convencionales hay enemigos por doquier, los guardianes del Visir se hallan sólo en selectas y bien escogidas pantallas.

Y claro, nuestro príncipe tiene una labor de investigación en cada escenario.

Se trata de recorrer los diferentes niveles y buscar habitaciones ocultas o caminos alternativos.

Tal vez en alguna estancia se encuentre la anhelada poción que nos falta, o la salida hacia el próximo nivel.

El mapa de Prince of Persia se compone de doce niveles diferentes, desde las mazmorras del calabozo hasta las habitaciones del palacio del gran Visir.

Los gráficos del título, tal como cabía esperar, son soberbios, sin grandes florituras, destacando la perfecta y cinematográfica animación del personaje principal.

Es difícil enmarcar un juego como este en alguna categoría, aunque resulta sencillo hablar de él.

De cualquier forma, no cabe duda de que el tiempo le ha concedido el prestigio que sin duda merece, y pasa más rápido con este brillante Prince of Persia en la consola de Nintendo.

LA UTILIDAD DEL ACERO

En el primer nivel se encuentra la espada, que será imprescindible para luchar contra los guardianes y el gran Visir.

Para luchar contra los esbirros, aprieta el botón B si pretendes provocarles, y dos veces el botón A para asestarles unas certeras estocadas.

MUERTE EN EL CALABOZO

Nuestro príncipe puede sucumbir en las mazmorras empalado o atravesado por los pinchos.

Para pasar sobre ellos, atraviésalos dando “pasitos”.

En otro orden de cosas, los guardianes del Visir son diestros espadachines.

Unos cuantos descuidos – uno por triángulo de energía -, acabarán con la vida de nuestro héroe.

LA ANHELADA SALIDA

Tras pasar por innumerables peripecias, llega el momento de acceder al siguiente escenario.

Unas escaleras nos acercan un poco más hacia la princesa.

¿Qué le deparará el futuro al príncipe?.

EN SÍNTESIS

Uno de los mejores juegos para NES en el momento de su estreno, allá por el lejano 1.992.

Y una aventura con ligeros toques de arcade, altamente recomendada para todos los públicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.