PROJECT ZERO 3: THE TORMENTED

Dentro del Survival Horror, Project Zero siempre ha destilado el estilo japonés de terror más puro, en comparación a los otros dos grandes del género, Silent Hill y Resident Evil Biohazard.

A pesar de que los tres títulos provienen de la tierra del Sol Naciente, sólo el de Tecmo roza un paralelismo febril con el nuevo cine nipón de terror.

La compañía nos ofrece en esta ocasión la tercera entrega de la franquicia.

Se mantiene el estilo, aunque mejorando sensiblemente el apartado gráfico y potenciando los elementos que han hecho de Project Zero una saga de culto.

Entre estos últimos, el sonido, que de nuevo nos pondrá los pelos de punta con todo tipo de trucos efectistas.

Por supuesto, la cámara vuelve a ser la gran protagonista al convertirse en el arma del personaje principal, Rei, una joven que apenas puede distinguir entre sus pesadillas y la realidad.

De hecho, es algo que queda reflejado en el juego haciéndolo aún más desconcertante.

Project Zero 3 también incluye nuevos personajes.

Una de las principales características es que será necesario controlar a tres personajes de forma alternativa, teniendo en cuenta sus habilidades especiales para desentrañar los misterios que se presentan a lo largo de la aventura.

Además, los fantasmas han evolucionado y ahora son mucho más terribles que en las entregas anteriores.

SECUENCIAS

Project Zero 3: The Tormented se presentó como uno de los Survival Horror más atractivos del momento.

Su interesante historia es remarcada con impactantes secuencias cinemáticas que salpican la aventura, y que contribuyen a aumentar la atmósfera de misterio y terror del juego.

PROS Y CONTRAS

El aspecto de los fantasmas es mucho más terrorífico que en los dos capítulos anteriores, y la mejora gráfica es muy notoria.

De todas formas, aunque se ha perfeccionado el motor gráfico, la animación del personaje principal sigue pareciendo algo limitada para ser de PlayStation 2.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.