PROUN+

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Pixel Art Xtreme Retro

¿Para qué molestarse en hacerlo bien?.

Ésa debió ser la única pregunta que los pocos implicados en Proun+ debieron plantearse para sacar el juego en Nintendo 3DS.

Joost Van Dongen, uno de los cerebros tras The Blob y Swords & Soldiers, tuvo la idea de Proun+ como una carta de amor hacia el arte, y en concreto, a Lázar Márkovich Lisistski, artista que unió suprematismo y arquitectura y que acuñó el término de marras.

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Xtreme Retro 1

Una carta más pasional que elaborada, que no todo el mundo comprenderá y aún menos compartirá.

Proun+ es un juego de carreras donde sólo la estética tiene verdadera importancia: consiste en recorrer varios escenarios, manejando una bola que rueda sobre cables, plataformas y delirantes paisajes geométricos.

Los circuitos son escasos, repetitivos y plantean más un desafío de memorización que de habilidad; las carreras contra los oponentes, que actúan como fantasmas, se antojan insulsas al no valer ningún tipo de estrategia para ganarlas; los desafíos, en los que debes evitar chocarte durante un tiempo mínimo, suponen una agotadora modalidad de ensayo y error con una dificultad aún más pronunciada que en el resto del juego.

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Xtreme Retro 2

Sólo las carreras en las que recoges banderines con puntos y evitas obstáculos para lograr la mayor puntuación posible tienen un buen balance entre diversión y frustración.

Todo regado con una agradable pero escasa selección musical que, por lo menos, no te hace odiar al compositor a la vigésima vez que escuchas el mismo tema.

En su port a 3DS el usuario obtiene una clara desventaja respecto al resto de versiones, en forma de horrible apartado gráfico propio de los primeros juegos de Nintendo DS.

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Xtreme Retro 3

En algún momento, el encargado de Engine Software de trasladar los gráficos a la portátil se cansó de antialiasing y el supervisor se limitó a encogerse de hombros, sin percatarse de que un juego con las características de Proun+ necesita cierto esmero si no quiere convertirse en un simulador de atravesar cristales rotos.

También podría hablar mal del torpe manejo con el joystick, que peca de lentitud y de menor precisión que el control con los giroscopios de la consola, pero no lo haré, a pesar de que ya lo he hecho.

En la parte positiva, el usuario de 3DS puede disfrutar de los paisajes suprematistas de Proun+ en glorioso 3D, ideal para bizquear en cualquier momento y lugar cuando tus ojos sigan a la bola en una espiral rodeada de coloridos paisajes abstractos.

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Xtreme Retro 5

El manejo mediante el movimiento de la propia consola es muy satisfactorio, el efecto de la velocidad está conseguido y en el fondo, impera una liberadora sensación de dejarse llevar por los circuitos… hasta que un triángulo bicolor se precipita sobre ti.

Una vez comí un burrito delicioso con una salsa tan picante que su olor te hacía llorar.

La primera impresión fue excitante, pero con cada bocado me daba cuenta de que la salsa estaba fagocitando el sabor de la carne, el arroz, la lechuga, la cebolla y la otra docena de cosas que la cocinera había metido en su interior.

Proun+ Nintendo 3DS Engine Software Xtreme Retro 4

Y aunque terminé satisfecho, sí que tuve claro que un sólo sabor no valía el precio – ni la digestión – del conjunto.

Lo mismo ocurre con Proun+ y, gracias a que es una descarga digital y no hay cartucho alguno que digerir, sin una sola caloría.

Pero, entre tú y yo: me quedo con el burrito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.