QUAKE II

Quake II fue el lanzamiento para PC más anunciado de su tiempo, pero el hecho de que apareciera como una continuación se debió a las dificultades que tuvieron sus desarrolladores a la hora de decidir los títulos del proyecto.

Id Software, cansada de que le rechazasen todas las propuestas, optó por reutilizar el nombre de Quake.

Sin embargo, no existe una relación clara entre ambos juegos.

La alegre e incoherente mezcla de oscura fantasía y hi-tech características de Quake, contrasta con el carácter más narrativo de Quake II.

El jugador adopta el papel de Bitterman, el único soldado superviviente de una desastrosa contraofensiva contra un mundo alienígena.

La obligatoriedad de abatir los terrores cibernéticos conocidos como Strogg, significó un hito para los avances en la narrativa de los FPS.

El jugador se apea de su cápsula en una cámara en ruinas.

Puntos electrónicos de chispas y humo.

Cuerpos de marines abatidos por las esquinas.

Aunque, con los años, la atmósfera de Quake II se convirtió en algo relativamente arcaico, fue un primer paso en la intruducción de la no linealidad de sus niveles, estructurados alrededor de hubs o teletransportadores – mejor explorados por el revolucionario Half-Life unos meses más tarde -.

El juego muestra su gusto por el intercambio de disparos, y será el peso y el sonido del armamento lo que dará un triunfo más duradero.

Pero el modo individual no era su único atractivo.

Quake II venía con un código de red que, en términos de calidad y servicio, permaneció imbatible durante años.

Los primeros parches proporcionaron un nivel combates mortales a medida, que muchos han considerado un clásico hasta la actualidad.

Y así, Quake II se convirtió en el juego online más popular de 1.998, y sigue siendo un hito en la historia del modo multijugador.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.