RAINBOW COTTON

Una vez más, los afortunados usuarios japoneses pudieron disfrutar de esta suculenta novedad en forma de shoot’em up que responde al apelativo de Rainbow Cotton, el por aquel entonces último heredero de una saga que tiene sus orígenes en antiguas plataformas ya consagradas, como es el caso de Mega Drive o Turbo Duo.

Para la ocasión, esta simpática brujita – que le cede su nombre al juego – no quiso perderse un acontecimiento tan memorable como el lanzamiento de Dreamcast, y tampoco dudó en dejarse ver por sus circuitos, para alegría y disfrute de los incontables aficionados nipones, aunque luciendo un formidable aspecto en 3D completamente renovado.

Pese a ello, el concepto de juego no difiere excesivamente de las entregas originales, y será preciso volver a sumergirse en una mágica aventura situada en el país de las hadas, pero con un desarrollo que recuerda en cierto modo al ilustrísimo Panzer Dragoon de Saturn.
Y así, montada sobre su escoba, esta amigable hechicera deberá recorrer larguísimos escenarios tridimensionales con la cámara siempre situada sobre su espalda.

Precisamente en este singular planteamiento radica uno de los escasos lunares que proyecta el programa, pues a diferencia de las clásicas entregas bidimensionales, el personaje principal dificulta la visión de los enemigos que se encuentran justo delante suyo; un obstáculo añadido impensable en los anteriores episodios en gloriosas 2D.

Menudeces aparte, el avance se mantiene automático – sobre raíles dirían algunos -, y la única preocupación del afanado usuario consistirá el disparar contra cuanto rival aparezca en pantalla, incluidos los consabidos final bosses, todos ellos de dudosa procedencia pero probada agresividad.
Respecto al apartado visual, resulta de lo más sugerente, rebosante de colorido y, como cabía esperar, también de buen humor.
Basta con ver a la joven heroína para llegar a la inequívoca conclusión de que es una chica ciertamente rebelde, aunque dotada de una simpatía poco común en el género.

Sin olvidar que el juego luce un aspecto gráfico espléndido, engalanado por unos fondos muy sólidos y una resolución altísima.
Por último, su comercialización tuvo lugar en los albores del año 2.000, concretamente en el mes de marzo.
Pero, como suele ocurrir en estos casos, aquí todavía lo seguimos esperando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.