RAMBO III

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro Pixel Art 1

Master System recibió su propia encarnación de Rambo III a finales de 1.988, aunque no destacó por su originalidad precisamente, ya que era otro clon bastante ajustado del prestigioso Operation Wolf.

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro 4

No obstante, sirvió para cubrir ciertas carencias en su catálogo; más aún en vista de que el prestigioso arcade de Taito no llegó a la consola hasta bien entrado el año 1.990.

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro 1

Respecto al cartucho, incluye todo lo que se podía esperar de un juego para el Light Phaser.

Como de costumbre, la pantalla hace scroll lentamente e incita a eliminar enemigos que aparecen y atacan a diversas distancias, mientras prisioneros y espectadores inocentes se dejan caer ocasionalmente para que intentes – en vano – no dañarles.

La munición es ilimitada, aunque si llega a cero te tocará conformarte con disparar pequeñas ráfagas.

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro 2

Por lo demás, no hay sorpresas… al menos, no hasta el tramo final.

En la última fase, el punto de vista cambia a una perspectiva 3D, y abundan los tanques e incluso helicópteros enemigos.

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro 3

El título no sigue exactamente la trama del filme, así que cabe preguntarse por qué no hay más secciones en 3D, y por qué no irrumpen mucho antes para romper con la monotonía de las relativamente aburridas fases de scroll lateral.

Lo que sí tenemos claro es que, para disfrutar del programa en su plenitud, tendrás que jugarlo con la pistola de luz para la que fue diseñado.

Rambo III Sega Master System Xtreme Retro Pixel Art 2

Desde luego, la emulación no le hace ningún favor.

Menudeces aparte, se trata de una sólida alternativa para el excelente port de Operation Wolf en la consola, así que no dudéis en brindarle una merecida oportunidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.