RAMPAGE 2 UNIVERSAL TOUR

En Rampage 2 será preciso adoptar el rol de un monstruo hiperdesarrollado que padece de ciertos problemas afectivos y trata en vano de ganarse el amor de la gente haciendo lo que mejor sabe: comérsela, y no precisamente a besos, mientras arruina sus ciudades que, además, resultan extremadamente parecidas entre si.


Para llevar a cabo tan cuestionables actividades el usuario podrá saltar sobre los edificios y arrasar con todos ellos mientras da rienda suelta a su agresividad, ya sea a base de contundentes puñetazos o devastadoras patadas mortales de necesidad, sin olvidar recoger durante este orgasmo destructivo todos aquellos ítems que se esconden en el interior de los demacrados inmuebles.


Y así hasta reducirlos por completo a escombros inservibles.


Como es lógico, tales lindezas son más fáciles decirlas que ponerlas en práctica, ya que durante sus afanadas tareas estas angelicales criaturas tendrán que lidiar con las fuerzas del orden, es decir, la policía y el ejército, quienes ya sea por su propio pie o sirviéndose de avanzados vehículos llegarán con la nada saludable intención de perforar el lindo pellejo del monstruo de turno.


Rampage 2: Universal Tour respeta la mecánica de su antecesor, a la que se han añadido escasas novedades.


Dejando de lado las consabidas mejoras gráficas y el notorio cambio de personajes, su mayor aporte a la longeva franquicia es preciso buscarlo en la inclusión de sendas campañas que se dividen entre Europa, América y Asia; amén de los originales movimientos especiales propios de cada engendro, todos ellos dotados de un poder altamente destructivo.



Pese a sus innegables virtudes, el programa peca de repetitivo en el mejor de los casos, aunque por fortuna es posible suplir esta carencia jugando en compañía de otros dos amigos.


Queda por tanto recomendado para los fans incondicionales de King Kong y monstruos de diversa índole, quienes sabrán perdonarle sus limitaciones y su evidente monotonía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.