REBELSTAR

Rebelstar – continuación de Rebelstars Raiders – fue definido como “el segundo mejor juego de todos los tiempos” en la lista de los cien mejores juegos de Spectrum, que realizó la revista Your Sinclair en 1.992.

Diseñado y programado por Julian Gollop en código máquina, añade el modo de un solo jugador y más profundidad al código BASIC de su predecesor, que sólo permitía el modo de dos jugadores.

El objetivo en Rebelstar es irrumpir en una base lunar y destruir la inteligencia informática antes de que tus oponentes – controlados por la máquina – puedan localizar y aniquilar a tu brigada de asalto.

Y aunque el juego tiene un solo mapa, su diseño lo compensa con creces.

Te ofrece un desarrollo que ningún otro título de tablero podría reproducir, junto con un estilo gráfico de ciencia ficción nítido, donde tus unidades deberán vérselas con el espíritu de equipo, interactuar con su entorno y aprovechar el terreno para protegerse.

También atesora una innovación importante: las unidades poseen la “oportunidad de disparar” en el turno del enemigo.

Al ser uno de los primeros títulos de estrategia por turnos que no estaba destinado al público de los juegos de guerra, Rebelstar supuso un hito considerable.

Con una interfaz bien diseñada y una inteligencia artificial que ofrecía ocho niveles de dificultad, el juego contribuyó a que el formato llegara a un público más amplio.

Su popularidad creció a medida que Gollop fue creando más títulos, antes de verse superado por el linaje completamente distinto de los juegos de estrategia por turnos que desarrollaron los japoneses.

Con todo, Rebelstar sigue siendo un juego de estrategia para disfrutar, y un digno ejemplo de la nitidez de algunos diseños clásicos de la era de los 8 bits.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.