RECORDÁNDO A SUPER JUEGOS Y MEGA SEGA

Marcos Garcia The Elf Super Juegos

Siempre me han gustado las revistas de videojuegos.

Las lloradas Super Juegos y Mega Sega en particular, y las restantes en general.

En parte, porque siempre las he considerado dignas representantes de aquella prensa vieja y sabia, sin que la modernidad y todas esas murgas supuestamente correctas les hayan hecho perder carácter; y aún en la actualidad, pese al inexorable paso del tiempo, siguen siendo lo que fueron, llenándo nuestros sentidos de colores abigarrados, con aromas de plástico y hojas entremezclados, y un rumor intenso de opiniones que acicatean nuestra sana curiosidad.

Disfruto entre sus páginas casi tanto como Charlton Heston con un rifle, perdiéndome en cada análisis y rememorando antiguas glorias de 8 y 16 bits.

Pues conviene recordar que también esto es cultura.

Y no me refiero a lo que algunos zánganos se empeñan en denominar cultura: el teléfono móvil como cultura, las crónicas de Belén Esteban como cultura y sus muertos más frescos como cultura.

Parece que ahora se le llama cultura a cualquier cosa – acabo de oír por la radio a un político ciertamente incompetente hablando sobre la cultura de la violencia, no les digo más -.

Pero aquí me refiero a la cultura de verdad.

Historia y explicación.

Memoria y presente.

Huellas claves de lo que fuimos y lo que somos.

Por eso reconforta saber que su recuerdo no se ha desvanecido, y todavía proliferan vía Facebook aquellos grupos que reivindican su valía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.