REPORTAJE ESPECIAL ALONE IN THE DARK, PARTE 1

Con frecuencia suele otorgarse a Resident Evil el prestigio de haber creado el género comunmente conocido como Survival Horror.

Sin embargo, lo que muchos aficionados tienden a pasar por alto es que allá por el lejano año 1.992, un título de humilde producción consiguió asentar las bases de las que más tarde Capcom bebería grandes sorbos hasta saciarse.

Su nombre no era otro que Alone in the Dark, juego que ostenta además el honor de ser la primera gran creación del afamado Frédérick Raynal.

En realidad, sería preciso destacar que Alone in the Dark dista mucho de ser el primer Survival Horror al uso, pues en el año 1.988 Capcom ya desarrolló para NES aquel largamente recordado Sweet Home, al que bien podríamos referirnos como la aventura de terror original.

Como viene siendo habitual en el género, sus desdichados protagonistas tenían la mala fortuna de quedar atrapados en una siniestra mansión de la que debían procurar escapar con vida, si ello era posible…

Huelga decir que el programa lograba contagiar al usuario de esa desagradable sensación de angustia, aunque seguía sin distanciarse de los tradicionales RPG‘s con perspectiva cenital en cuanto a su desarrollo y mecánica se refiere.

Como era de esperar, el propio Shinji Mikami no dudó en referirse a aquel añejo cartucho como su verdadera fuente de inspiración a la hora de crear la prestigiosa franquicia Resident Evil.

De hecho, fue la serie de Capcom la encargada de bautizar al género, pues el término de Survival Horror ya venía implícito en la codiciada entrega inicial.

Con todo, Alone in the Dark resulta el primer juego de acción en tercera persona que mostraba en pantalla unos asombrosos personajes tridimensionales, entre otras muchas cosas que veremos en futuras entregas de este reportaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.