REPORTAJE ESPECIAL ALONE IN THE DARK, PARTE 2

Continuamos con el repaso de la serie que inauguró el género del Survival Horror.

Y es que tal como dicta el popular refranero español, unos crían la fama y otros cardan la lana; pero no nos adelantemos a los acontecimientos.

Coincidiendo con el lanzamiento del aclamado Sweet Home en el mercado japonés, el bueno de Frédérick Raynal comenzó a despuntar en la compañía Infogrames.

Por aquel entonces recibió el encargo de realizar un port del Alpha Waves, una suerte de plataformas tridimensional.

Así se vio forzado a desarrollar una serie de herramientas que posteriormente le permitirían la creación de personajes en 3D, mientras de forma simultánea inventaba otras a fin de introducir una cámara en escena, con la inclusión de mapas de bits que más adelante serían coloreados para tridimensionalizarlos.

Felizmente, cuando Infogrames dio a conocer un rudimentario proyecto basado en la ausencia de luz, al joven Raynal se le presentó la oportunidad de elaborar el título de zombies que tanto había anhelado desde que diera comienzo su afición por las películas de George A. Romero.

De modo que junto con el talentoso diseñador Didier Chanfray se apresuró a dar forma al esperanzador programa.

El primer paso consistía en la creación de sendos bocetos para posteriormente convertir los dibujos en 2D a unos espectaculares entornos tridimensionales, por lo que establecieron una acertada competición entre los diferentes compañeros de estudio en la que Yael Barroz – con quien Raynal contraería matrimonio – se alzó con la indiscutible victoria.

Y así quedó constituido el núcleo del laureado equipo que en otoño del año 1.991 rompería todos los moldes implantados hasta la fecha.

Pocos meses más tarde el equipo original se vería ampliado, dando inicio a la fase de producción en los albores del 1.992, poco antes de obtener la jugosa licencia de “La Llamada de Cthulhu“; aquel añorado juego de rol que tomaba como referencia la obra de Lovecraft para más señas.

No en vano, en repetidas ocasiones los aficionados se han referido a esta añeja aventura de terror como un Lovecraft poligonal, atendiendo a la carátula del capítulo original.

Sin embargo, esto condicionó la inventiva de Raynal, quien se vio forzado a prescindir de la práctica totalidad de zombies en detrimento de otras criaturas más acordes con las novelas del singular escritor.

Por fortuna, tras las consabidas dificultades que siempre se hacen notar en todo proceso de producción, esta sobresaliente adaptación llegó a buen puerto y pudo ser comercializada en noviembre de ese mismo año, convirtiéndose sin mayor demora en un éxito de ventas que acaparaba las más altas puntuaciones y halagos por parte de la crítica y público.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.