REPORTAJE ESPECIAL PARODIUS PARTE 4

Tras éxito de la segunda entrega era tan solo cuestión de tiempo para que Konami se decidiera a desarrollar un nuevo juego dentro de esta galardonada la franquicia, bautizado para la ocasión como Gokujou Parodius!.

Una vez más el título fue lanzado en los salones arcade, quedando reservado para el territorio japonés.

Pese a repetir el mismo desarrollo que en los anteriores programas, Gokujou Parodius! conseguía innovar gracias a la introducción de las partidas para dos jugadores de forma simultánea, además de introducir algunos personajes exclusivos para el segundo usuario, que podía elegir entre Hikaru, Koitsu, Mambo y Michael.

Su buena acogida justificó una adaptación para Super Nintendo con algunas luces y sombras, dado que sacrificaba el modo para dos jugadores, pero al menos introducía algunos personajes de novedosa factura.

A modo de curiosidad, este título llegó a Europa dando lugar a uno de los juegos más difíciles de encontrar dentro de la franquicia, nada menos que el expresivo Parodius Fantastic Journey.
Siguiendo con el orden cronológico, el siguiente programa resultó ser exclusivo de los 16 bits de Nintendo, Jikkyou Oshaberi Parodius, aunque algunos años más tarde también contó con una mejorada conversión para Saturn y PlayStation.

En esta entrega Konami centró sus miras en los juegos de propios de su compañía, e incluso una “marcianada” tan peculiar como el célebre Lethal Enforces no quedó libre de mofa.

De hecho, aún siendo parco en novedades y discreto técnicamente, este es uno de los títulos mejor valorados dentro de la prolifera saga debido al elevadísimo número de alusiones y continuos chascarrillos hacia el legado de la empresa nipona.

La decadencia de los 16 bits vino acompañada por el Sexy Parodius, allá por el año 1.996, que fue distribuido primero entre los salones recreativos y poco más tarde en Saturn y PlayStation.

Como anécdota, este ha resultado ser el mejor juego de toda la serie, no solo por su despliegue audiovisual, sino por su magnífica jugabilidad.

Recreado en unos escenarios que invitan al amor, Sexy Parodius incentiva al usuario a cumplir determinados objetivos a lo largo de cada fase, y de su éxito o fracaso dependerá su destino.


La siguiente entrega en salir al mercado fue el Paro Wars, idéntico al Cosmic Wars en relación con Gradius, y se trataba a grandes rasgos de un programa de estrategia parodiado en extremo que tomaba como referencia el universo de Parodius.

Para ser francos, dicho título bien puede quedar reservado para los seguidores más incondicionales de toda la saga, que serán los que mejor sabrán exprimir sus posibilidades, aunque tristemente se encuentra de forma íntegra en japonés.

Un juego bastante decente, en definitiva, pero que a causa del idioma resulta inaccesible para el común de los mortales.

En cualquier caso, independientemente del título analizado, no cabe duda de que el exceso y un necesario (y sano) sentido del humor han sido las grandes señas de identidad en la franquicia, dejando patente esta declaración de intenciones desde sus inicios.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.