REQUIEM POR OLD SCHOOL GENERATION

De envidioso ritmo de publicación y copiosa inventiva, sin que se advierta en sus artículos ánimo de intención o plagio, alegremente chistoso y de personalidad inconfundible, hasta ser creador de una manera y un estilo muy particular, fue Old School Generation un blog relevante en el actual panorama de la retro-informática.

Como todo blog que aporta consigo una originalidad, una manera muy peculiar suya, tuvo O.S.G. sus detractores, como sucede siempre en estos casos, más por parte de los lectores casuales que del público general.

Su legado bien merece un detenido estudio, para el que no me siento capacitado, y menos en esta ocasión, por apremios de tiempo y trabajo.

En cualquier caso, no diré yo que O.S.G. haya sido mi mejor obra.

¡Dios nos libre de los autores que tienen su mejor obra!

En este agonizante blog, como en cualquier página web fecunda, no hay obra mejor, pues todas forman parte de un conjunto y todas van selladas con la intensa personalidad que antaño traté de imprimirles.

O.S.G. fue una alegre aventura en la que un servidor ha sido el primero en divertirse.

Una página que en ningún momento ha pretendido ser el Quijote de su género, sin distanciarse de las bromas por las que, en mi humilde opinión, nadie debería haberse dado por ofendido o lastimado.

Sea como fuere, de O.S.G. guardo excelentísimos recuerdos, y uno menos grato: el de la panúltima entrada que redacté.

¿Quién podría decirnos que, después de tantos años, aquellas serían las últimas líneas que destinaría en exclusiva para dicho blog?.

Los acontecimientos que empezaron grotescos acabaron trágicos.

No perdonaron a O.S.G. sus pequeñas guasas, como todas las suyas, sin saña y sin mala intención; más bien compasivas de saludable advertencia.

Pero el desconocimiento latente en nuestra condición humana no sabe reir.

A O.S.G. lo asesinó la inconsciencia en complicidad con la envidia, pues, mal nos pese, ambas saben buscar sus aliados.

Dicho esto, el texto que nos traemos entre manos dista mucho de ser una despedida, pues Old School Generation tendrá continuidad en la recién estrenada Xtreme Retro; una web que desde aquí os animo encarecidamente a visitar y por la que seguiremos en contacto más adelante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.