RESIDENT EVIL

A su manera, este era el juego más revolucionario de los Resident Evil que pudimos ver durante aquella época, en los albores del año 2.000.

No en vano, el nuevo desarrollador HotGen decidió comprimir lo esencial de aquella aventura primigenia en un minúsculo cartucho para Game Boy Color.

Y sin hacer “trampas”: éste no era el típico juego de plataformas en dos dimensiones, sino que debería haber sido la primera aventura en tercera persona digna de tal nombre que se editaba para una consola portátil.

Como muestran estas pantallas, Jill y Chris se ven desde un abanico de perspectivas casi en 3D que varían según los escenarios, igual que en el título de 32 bits.

De hecho, la versión para Game Boy Color pretendía ser tan fiel al original que HotGen aseguró que, para completarla, habría que hacer exactamente lo mismo en ambas entregas.

Y pese a unas cuantas limitaciones comprensibles – el número de zombies que aparecen a la vez en pantalla, la restricción de rutas múltiples -, éste habría sido un logro colosal.

Naturalmente, Resident Evil se perfilaba como el mejor cartucho de Game Boy Color que jamás hubiera existido.

Si la jugabilidad fuera la que pretendía este ambicioso proyecto, y el proyecto hubiera llegado a buen puerto, podría haber significado el comienzo de una nueva era de aventuras para las consolas de bolsillo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.