RICHARD GARRIOTT Y SUS EXCENTRICIDADES

Máximo responsable de Ultima, una de las franquicias de RPG más aclamadas entre los aficionados al género, precursor además de los juegos en línea, Richard Garriott es también uno de los programadores más extravagantes de esta industria.

Si atendemos a sus propias declaraciones:

Cuando todavía estaba en el instituto, algunos de los alumnos más veteranos tenían por costumbre poner motes a los recién llegados.

A mi me llamaban Lord British porque consideraban que tenía acento inglés“.

De este modo el creador de la saga Ultima y fundador de Origin Systems fue bautizado con el seudónimo con el que años más tarde firmaría sus primeros trabajos, tales como Akalabeth allá por el 1.979, además de los populares juegos en red.

A modo de curiosidad, cabe destacar que este también constituye el apodo que recibe el dirigente de Britannia, una suerte de país irreal donde transcurre la acción de Ultima.

Dicho personaje ostenta además el honor de ser invencible, quedando imposibilitados por tanto los usuarios de eliminarlo para apoderarse así de su codiciado trono.

A no ser, claro está, que se sirvan de determinadas tretas maquiavélicas.

Huelga decir que esta afición por el uso de motes dista mucho de ser la mayor rareza en el carácter del célebre desarrollador, pues cuenta con algunos intereses que bien podríamos tildar de peculiares, en especial si nos referimos a su tendencia a vestirse con los ropajes de monarca medieval, o su pasión por participar de peligrosas expediciones a las profundidades marinas e incluso a los hielos antárticos; lo que se dice un hombre de aventuras y acción.

Por si estos hobbys no fueran suficientes para valerle el calificativo de excéntrico, acostumbra a coleccionar singulares objetos entre los que destacan las armas de la antigüidad que comparten protagonismo con sendos vehículos lunares.

Una pasión que probablemente ha heredado de su padre, dicho sea de paso, un aclamado astronauta.

Más conocidas que su amor por el coleccionismo compulsivo son sus fiestas de Halloween, de las que ha llegado a decirse que son legendarias.

Sirvan a modo de ejemplo las primeras que con tanto afán organizaba en su modesta – es un decir – mansión situada en Texas, concretamente en Austin, sobre la que hizo construir multitud de pasadizos secretos.

No obstante, insatisfecho por el desenlace, a finales de la década de los noventa decidió invertir la nada despreciable cifra de 25 millones de dólares para construirse su propio castillo, y el resultado se saldó con una fortaleza prácticamente inexpugnable situada junto a un acantilado, que multiplicaba por una cifra enfermiza el número de escondrijos posibles con respecto a su vivienda anterior.

En lo que se refiere a su mayor invención, la saga Ultima, constituida por diversos juegos de rol, con el transcurso del tiempo ha visto reforzada su valía con un sorprendente contexto moralizante donde lo importante no es diezmar a los enemigos sino obrar con rectitud, tal como dicta el código de honor de los valerosos caballeros andantes… Y algún que otro largometraje rebosante de fantasía y humor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.