ROAD RASH 3D

Road Rash, una de las sagas más emblemáticas y exitosas de la compañía norteamericana Electronic Arts, sufrió con esta entrega una de las transformaciones más importantes desde su nacimiento en Mega Drive, allá por 1.991.

En Road Rash 3D para PlayStation los programadores han echado toda la carne al asador y cambiado en buena medida el diseño tradicional, adaptándolo a los nuevos tiempos.

Para que os hagáis una idea, los personajes y motos, que antes estaban formados por sprites, ahora han sido creados a base de polígonos y texturas.

Además, también el entorno tridimensional de los escenarios ha sido modificado para dotar a Road Rash 3D de un aspecto más cercano al de un gran arcade de motos con un diseño más exagerado, un pelín menos real pero mucho más espectacular.

Curvas casi imposibles, desniveles tan pronunciados que llegan a producir vértigo, saltos increíbles, recorridos con varias rutas posibles y diferentes perspectivas de juego – además de la clásica -, hacen de esta entrega uno de los títulos más impactantes y demoledores de su época.

Pese a ello, podemos garantizar que la mecánica y los modos de juego apenas han sufrido variaciones con respecto a sus predecesores.

El hecho de que podamos elegir entre diferentes armas en cualquier momento de la carrera y la posibilidad de tomar un camino u otro, son las únicas diferencias de peso.

Por lo demás, nada que no conozcáis y toda la jugabilidad que cabía esperar de este monstruo de la diversión sobre ruedas.

Velocidad extrema, mamporros a tutiplén, más tráfico que en las pisadillas de un municipal “estresao” y una policía con más mala leche que nunca, hacen de cada carrera un acontecimiento absolutamente irrepetible.

La excusa ideal para que en vuestra PlayStation rujan los motores durante muchos, muchos meses.

No es para menos, tratándose de uno de los títulos más esperados de aquel lejano 1.998.

¿TODO SIGUE IGUAL?

Aunque algunas cosas han cambiado, Road Rash 3D es fiel al esquema de juego tradicional.

Los modos y la mecánica se mantienen, pero notaremos grandes variaciones a nivel gráfico.

MOTOS

Según la moto que elijamos, deberemos negociar los giros de un modo u otro.

Un ejemplo, esta Chopper sin aceitunas.

ALTO RIESGO

La integridad física de estos arriesgados moteros dependerá de tantas cuestiones que mejor sería que se quedaran en sus casitas.

Además de un tráfico intenso, este colectivo deberá enfrentarse a un completo arsenal formado por cadenas, bates, barras de acero, porras eléctricas y otros dolorosos artilugios.

Por suerte, nosotros podremos elegir cualquiera de ellos con sólo pulsar un botón.

Sobra decir que llegar a la meta dependerá de tantas cosas que ganar una carrera será casi un auténtico milagro.

SEÑALES

Las señales de tráfico y las que te hacen los rivales no son iguales.

PRECAUCIÓN, AMIGO CONDUCTOR

En ocasiones, deberás bajarte a revisar los bajos de los coches.

BATALLA CAMPAL

La batalla no sólo está en el asfalto.

Un descuido y al campo.

CAMINOS

En algunos caminos hay tantos peligros y vuelos como pelos en la espalda de nuestro redactor jefe.

En ambos casos, la cosa se pone muy fea.

UN APASIONANTE CAMBIO DE ESTILO

A diferencia de todas las versiones anteriores de Road Rash, podrás correr desde todas las perspectivas imaginables.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.