ROGUE GALAXY

Ahora que nos encontramos en primavera, con sus días más largos, las colegialas acortando sus faltas plisadas y los obreros despojándose de sus camisetas, a todos nos apetece salir de la monotonía del invierno y hacer cosas nuevas, conocer gente interesante y, en fin, cambiar un poco de aires.

Este sentimiento es el que debe haber padecido el protagonista de la historia que nos ocupa, Jaster Rogue – sí, el título del juego es igual que el apellido del protagonista, como en las películas policiales de poca monta -.

Y es que vivir en un planeta desértico, siendo huérfano y habiendo sido criado por una especie de sacerdote, tiene que hartar un poco.

Así que cuando, caprichos del destino, un par de robots le confunden con un famoso cazarrecompensas que estaban buscando y le proponen enrolarse en un navío espacial comandado por un famoso capitán, no se lo piensa dos veces.

Por cierto, esto del huérfano en el planeta desértico y los dos robots, ¿no os suena de algo?.

No sé, serán imaginaciones mías.

En fin, que la historia que presenta este Rogue Galaxy, pese a contar con la originalidad más bien justa, sirve de perfecto marco argumental para el proyecto soñado por Level-5 para despedirse de PlayStation 2: una space-opera de dimensiones gigantescas, llena de espectáculo, diversión, calidad técnica de esa que sólo pueden conseguir los mejores grupos de programación durante los estertores de un sistema de entretenimiento – véase God of War 2, por ejemplo – y hasta fuegos artificiales.

Y todo ello en una versión para el mercado occidental que supera con creces a la que fue lanzada en Japón – aunque ellos, para no perder las buenas costumbres, recibieron pronto la versión extendida con todos estos extras -.

Tomando elementos de anteriores producciones de la casa – Dark Cloud, Dark Chronicle e incluso Dragon Quest: El Periplo del Rey Maldito -, han optado por un desarrollo en tercera persona que se divide entre la exploración de grandes escenarios – en total hay cinco planetas, cada uno con diversas localizaciones y entornos de todo tipo, desde el selvático al urbano, pasando por el minero – y los combates.

Estos son bastante similares a los vistos en la saga Kingdom Hearts; es decir, tres personajes en pantalla y un control totalmente arcade, donde combos, magias, saltos y demás copan el protagonismo.

Frenético como pocos, este sistema se diferencia del visto en el juego del pato Donald y compañía en que, en cualquier momento – incluso fuera de las batallas -, podrás tomar el control de cualquiera de los tres integrantes de tu equipo y así cambiar ligeramente la experiencia de juego, ya que cada uno de ellos cuenta con sus golpes y armas características – una de corta y otra de larga distancia -.

Lo mejor de todo es que los programadores han rodeado a este desarrollo central de una cantidad apoteósica de elementos para crear una jugabilidad variada, desde la posibilidad de ir combinando los objetos que encuentres a una serie de batallas de insectos, pasando por un quintal de misiones alternativas, trajes nuevos para los personajes, y un largo etcétera.

Y tampoco se han olvidado del apartado técnico, pues el cel-shading nunca se había visto tan bien empleado.

En fin, que por aquel entonces contaba con todos los elementos para triunfar, y además se conjugan bastante bien.

VIVA EL CINE

Las secuencias CG que ilustran los momentos álgidos son de una belleza sin parangón.

Su calidad ha hecho necesario que el juego venga en un DVD de doble capa.

PIRATAS DEL ESPACIO

El grupo de personajes que protagoniza el juego es de lo más extraño: humanos, perros, robots, alienígenas, redactores de Xtreme Retro

DANCE DANCE

El empleo de unas técnicas de combate te obligará a pulsar los botones indicados en el momento preciso.

EN POCAS PALABRAS

Otro RPG de acción de los creadores de Dragon Quest: El Periplo del Rey Maldito, ambientado en el espacio exterior.

VALE, PERO, ¿DE QUÉ TRATA?

Un joven huérfano sueña con vivir todo tipo de aventuras explorando la galaxia.

Gracias a un cúmulo de coincidencias, se enrolará en un barco pirata en una carrera por liberar al universo.

LOS CREADORES

El equipo de Level-5 se fue convirtiendo durante la generación de los 128 bits en uno de los grupos de desarrollo de referencia a la hora de crear RPG’s de éxito.

Las dos entregas de Dark Cloud, la última de Dragon Quest o el legendario Juana de Arco para PSP son buena prueba de ello.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.