ROLLCAGE STAGE II

Nuevo asalto al futuro de las carreras.

Rollcage y WipEout son dos juegos frecuentemente comparados entre sí, pero mientras el título estrella de Psygnosis ha ido fortaleciéndose secuela a secuela, Rollcage tardó más de la cuenta en volver a saltar al ruedo.

Pero al fin lo hizo, y parece que esta vez iba en serio.

La principal crítica que recibió el primer juego, convertido por aquel entonces en un simulador futurista, es que después de las colisiones volver al circuito se convertía en una auténtica pesadilla.

Stage II ha suavizado un poco las cosas, pero sigue siendo un juego principalmente basado en choques múltiples y espectaculares explosiones.

El título, tal como cabía esperar, ofrece un diseño completamente renovado, sin repetir los circuitos del original.

O al menos, esa es la teoría, porque en cuanto des un par de vueltas, los escenarios empezarán a resultarte familiares; incluso los más extravagantes.

El repertorio de power-ups ha aumentado de siete a doce y aparecen nuevas armas de espectacular efecto, como una ametralladora de largo alcance, un generador de radiaciones destructivas que se expanden en todas las direcciones y un campo protector que propulsa a la cuneta a todos los vehículos que se acercan más de la cuenta.

Todas las armas tienen diferentes tipos de fuego y un efecto creciente, así que cuanto más las usas, más destructivas y espectaculares se vuelven.

Tampoco está nada mal que el juego incluya nuevos modos, en especial uno de combate que funciona como frenético deathmatch para dos jugadores.

Este tipo de novedades con respecto a su antecesor, así como alguna que otra mejora en aspectos que el juego original no resolvía del todo, dan a entender que ATD superó sus dudas, y que podríamos haber estado en los albores de otra nueva serie de éxito.

ARRASA CON TODO

Una vez más, destruir partes del escenario puede ser una buena estrategia de carrera.

SCRAMBLE

El modo Scramble te sitúa en una estrecha carretera cuyas cunetas son profundos abismos.

UNO CONTRA UNO

Sin duda, lo mejor del conjunto.

Este modo de combate le otorga a Rollcage Stage II mucha cuerda adicional.

Hay una serie de escenarios – arenas – en los que dos jugadores pueden competir con las reglas que se autoimpongan – ya sea regulando el número de puntos necesarios para conseguir una victoria o marcando un tiempo límite -.

Este modo supone una entretenida y rica alternativa al delirio sobre ruedas que ofrece el resto del juego, y se nos antoja muy recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.