ROLO TO THE RESCUE

Hace veinticinco largos años que Electronic Arts puso a la venta este simpático plataformas, protagonizado por un pequeño elefante en apuros.

Ya entonces el juego resultó tan divertido como escaso en detalles visuales, y el tiempo no ha conseguido mejorar este aspecto.

En este cartucho no vais a encontrar golosinas gráficas, con escenarios detallados ni repletos de elementos.

Ni tampoco vais a disfrutar de unas animaciones extraordinarias, ni alucinaréis ante enormes y asombrosos sprites.

Pero lo que sí vais a encontrar es un título entrañable y sumamente entretenido, de mecánica simple y atractivo desarrollo.

Rolo to the Rescue resulta, por tanto, un juego especialmente destinado a los pequeños querubines del hogar; si bien los más talluditos y experimentados del lugar tampoco podrán resistir la tentación de echar alguna partida ocasional.

La premisa del juego es muy sencilla: Rolo debe llegar a casa salvando a pequeños animalitos.

Estos animalitos pondrán gustosos sus habilidades al servicio de Rolo, realizando acciones imposibles para el elefante: el castor nada, el conejo salta aún más alto, la ardilla trepa, el topo cava…

A su vez, hay ítems que aumentan las habilidades de Rolo, permitiéndole volar, disminuir su tamaño o aspirar objetos con la trompa.

Y la combinación de estas habilidades, como no podía ser de otro modo, se antoja imprescindible para superar las numerosas fases que conforman los cinco grandes mapas del juego.

UN TÍTULO RECOMENDABLE

Lo sumamente interesante de su precio en el mercado de segunda mano, su sencillez de manejo y la enorme simpatía que desprende este juego, lo convierten en un cartucho muy recomendable para los usuarios más jóvenes de Mega Drive.

Bueno, bonito y barato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.