SAMURAI SHODOWN IV: AMAKUSA’S REVENGE SPECIAL

Como de costumbre, tras la conversión de Samurai Spirits 4 para Saturn y su cartucho de RAM, SNK se centró en ofrecer a los usuarios de PlayStation la mejor versión posible, incluyendo alguna que otra mejora en sus opciones y su jugabilidad.

Por algo es “Special“.

Sea como fuere, al fin los usuarios de PlayStation tuvieron la ocasión de explotar al máximo la entrega más jugable y menos jugada de la saga Samurai Spirits/Shodown, debido a la dificultad de encontrarla en los salones recreativos.

Como novedad con respecto a la anterior entrega, la jugabilidad ha sido considerablemente aumentada, hasta el punto en el que poseemos tres maneras de usar nuestra barra de Super, bestiales combos al estilo Killer Instinct de hasta 14 golpes, o mil maneras de combinar ambas cosas.

Por suerte, poseemos la opción Master Arts dentro del modo Practice, que nos enseñará a hacer todo tipo de virguerías tales como combos infinitos y demás burradas parecidas.

En cuanto a personajes, Jubei, Charlotte y Cham Cham han vuelto a las andadas desde su última aparición en Samurai Shodown 2, y como novedad, los mellizos del agua y del fuego, los opuestos Kazuki y Sogetsu Kazama.

SNK al fin logró pillar el truquillo programando para PlayStation, y aquí quedó demostrado… ¡y sin cartucho de RAM!.

LA VENGANZA MÁS ESPECIAL

Supuestamente, y para suplir la gran falta de frames de animación – que en este juego a duras penas se nota -, SNK tenía la costumbre de añadir ciertos detalles que hacían que sus conversiones para PSX destacasen sobre las demás.

En este caso hicieron volver a Cham Cham – aparecida tan sólo en Samurai Shodown 2 – a sus andadas como luchadora – aunque sólo en modo VS –, y añadieron el modo Master Arts.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.