SCUD HAMMER

Scud Hammer Jaleco Arcade Coin Op Pixel Art Xtreme Retro

Llevaba largos años sin jugar a piedra, papel o tijera.

Me cansé de hacer siempre lo mismo, salvo cuando retomaba las clásicas aventuras de Alex Kidd.

Dejé de encontrar interés y recompensa suficiente, como les decía, en el acto de repetir aquel juego infantil, de ver siempre las mismas caras y reproducir los movimientos aleatorios con otras menos amigables.

Es habitual que el gusto se tuerza, bien con el paso de los años, bien con las alternativas que el transcurrir del tiempo te planta en bandeja, inéditas hasta entonces pero de repente apetecibles.

Dejas de hacer cosas porque encuentras otras que te interesan más, porque las que hacías antes te parecen ahora pueriles y vulgares, o simplemente porque te resultan menos atractivas.

Esto puede extrapolarse perfectamente a la industria del videojuego.

Basta echar un vistazo rápido a este curioso arcade de Jaleco para darte cuenta de que preferirías estar jugando a cualquier otra cosa antes que perder el tiempo en esta vasta, hortera, ruidosa, estrafalaria, inconexa y colorida amalgama de elementos que se esfuerza por mezclar lo viejo y lo nuevo, con dudosos resultados.

tumblr_ntbd9107Ft1roqda3o1_500

Hay, sin embargo, una cierta dignidad resignada en cada partida, y en ese acto de reconciliación.

La resignación del que reconcilia, la dignidad del objeto reconciliado.

Algo así como lo que me ha ocurrido con esta atípica coin-op.

tumblr_ntbdrqHMaC1roqda3o1_500

Un poco por obligación, y un poco a regañadientes, me decidí a probarla, primero muy fuerte y luego con menos convicción; pero el caso es que acabé disfrutando con su franco desenfreno.

tumblr_ntbatpKKC11roqda3o1_500

tumblr_ntbbiyDZIU1roqda3o1_500

El redescubrimiento de esa dignidad rotunda que emana del que tiene poco que ofrecer y además lo que ofrece chirría y es caduco, pero sin embargo lo hace a bocajarro y con honestidad, me indujo a un estado de resignación complacida, ebria, un poco estúpida y tremendamente reconfortante, liberadora.

A veces las torpezas de planteamiento, ciertas arquitecturas abruptas, el batiburrillo barato y ese tufillo de lo banal nos disuaden de bajarnos del trono para disfrutar de una mecánica tan simple, pero rotunda, como la que atesora el juego de nuestra infancia.

tumblr_ntexx4aJFv1roqda3o1_500

tumblr_nteyl52Rag1roqda3o1_500

tumblr_ntewr4mHlh1roqda3o1_500

tumblr_ntey5anys51roqda3o1_500

Pero en ocasiones, recordar viejas aficiones hasta perder la cuenta, la compostura y, de nuevo, la dignidad, es igual de divertido que combatir hasta la náusea contra enemigos de aparición aleatoria, coleccionar bichos, personalizar tu casa o cultivar tu huerto, para qué vamos a negar la evidencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.