SD HIRYU NO KEN

SD Dalshim Capcom Pixel Art Xtreme Retro Capcom Arcade

A grandes rasgos, existen dos tipos de juegos en Japón: los japoneses y los muy japoneses.

Todos entregados por completo al delirante bastardo del pop sin medida y la tradición milenaria.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 1

Respecto a los juegos muy japoneses, son locurón y calcularora, sistemas de precisión de reloj atómico, viviendo en las tripas de personajes diseñados con una estética de patrones alienígenas para el espectador occidental.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 2

SD Hiryu no Ken pertenece, cómo no, a esa segunda categoría: anime chiflado, plumaje de pavo real y un alambique matemático guiando la mano del jugador en su progreso como luchador en gloriosas 2D.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 13

A los veteranos, poco hay que decirles sobre esta vetusta saga, que tiene representación en consolas tan variopintas como Game Boy, Game Boy Color, Nintendo 64 o, el caso que nos ocupa, Super Nintendo.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 3

Disponemos de multitud de personajes, sistemas destilados y varios modos.

A los noveles, que apuesten por el luchador más parecido a Ryu que encuentren – pista: cuanto más raro sea el diseño, más técnico o especializado será su estilo de lucha – y se preparen para incorporar una gran variedad de ataques y combos, mortales de necesidad.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 4

La gracia de SD Hiryu no Ken estriba en averiguar en qué consiste cada ataque especial, y cómo lo podemos integrar a nuestro arsenal de movimientos.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 12

Los numerosos combatientes aportan vidilla a esta misma idea, suponen un soplo de aire fresco para un género que empezaba a perder la imaginación, y en manos de un experto son capaces de cambiar su tipo de ataque en décimas de segundo, aunando en el mismo guerrero cantidades de pupa inmensa con combos impredecibles para el rival humano.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 5

El total de personajes jugables asciende a quince; puede sonar algo escaso en tiempos de Street Fighter, pero cuentan con la ventaja de que cada uno es completamente distinto del siguiente y han sido ajustados para evitar la dominación de ciertos contendientes, garantizando que mande la técnica de los jugadores, y no su elección de un personaje desequilibrado.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 6

La diversidad, el equilibrio y su peculiar mecánica convierten al título en una especie de Magi de los versus: las bases están ahí, pero las permutaciones son inmesurables.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 7

Luego está la otra seña de identidad en SD Hiryu no Ken, unos sprites animados repletos de color y definición, a años luz de otros arcades coetáneos.

Con escenarios a la par y ataques especiales que, por momentos, parecen sacados directamente de un manga.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 8

Todo a mano, todo bello, y todo empujando esas ficciones internas de los juegos de lucha, en los que la narrativa debe sustentarse en cuatro elementos – los dos personajes, el escenario y las tobas -.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 11

Desde los idílicos parajes de Japón hasta la ciudad de Londres, cada nivel exuda una atención al detalle que a más de uno logrará arrancar una lagrimita nostálgica.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 9

Basta con decir que todos los apartados que componen a SD Hiryu no Ken han sido mimados con esmero, pensando en los aficionados; gente con callo capaces de pulsar botones más rápido de lo que nosotros tecleamos aquí durante un cierre.

SD Hiryuu no Ken SNES Xtreme Retro 10

Entre los modos y la diversidad de combates podríamos estar jugando durante semanas, y concluir el título en repetidas ocasiones, sin arañar siquiera la superficie de lo que ofrece.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.