SECRET AGENT CLANK

Plataformas, acción y puzzles en la cuidada presentación como protagonista de un asnete de metal.

Como si de un robótico Sancho Panza se tratase, el pequeño Clank lleva desde el año 2.002 acompañando al carismático, hiperviolento y, por qué no decirlo, un poco odioso Ratchet.

Será que mi sangre fría de redactor reptiliano me lleva a sentir rechazo hacia el mamífero antropomórfico de gatillo rápido y aspecto de peluche de feria, héroe de la saga desde sus inicios, pero lo cierto es que me resulta más fácil identificarme con el pequeño alcornoque de metal de Clank que con el peludo y maloliente Ratchet, porque vamos a ver… ¿quién se fiaría de un pseudogato con dedos prensiles?.

Así es como Clank, el diminuto robot eterno segundón de la saga Ratchet & Clank, saca provecho en este título para PSP de su ignota faceta como agente secreto y se convierte en el protagonista de un juego que combina plataformas con acción, sencillos puzzles e incluso conducción.

La historia comienza cuando el pequeño robot observa horrorizado cómo Ratchet es acusado del robo de cierta joya en el museo Boltaire.

Convencido de la inocencia de su amigo, Clank emprenderá una aventura para encontrar pruebas que saquen a Ratchet de la cárcel, para lo que deberá enfrentarse a un misterioso personaje, Kingpin, y a sus malvados esbirros.

Concebido como sobrio juego de plataformas, Secret Agent Clank supone cierta vuelta a los orígenes de la saga, convertida paulativamente en una orgía armamentística.

Aquí, la fragilidad del robótico protagonista nos obligará a una aproximación a la acción más meditada y cautelosa.

Deberemos sacar provecho de la infinidad de gadgets de que dispone el robotito – pluma de tinta, bomba de gemelos -, y recurrir con frecuencia al sigilo; aunque, en teoría, podamos pasarnos todo el juego simplemente a tortas, las habilidades marciales de Clank son limitadas, lo que aconseja recurrir al tentetieso por la espalda – resuelto en una especie de QTEs – siempre que se pueda.

Conservando el humor socarrón marca de la casa, Secret Agent Clank incorpora suficiente variedad de modos de juego como para no resultar lineal: tres pequeños robotitos ayudarán a Clank a resolver ciertos puzzles, encontraremos fases de conducción, y la gran selección de gadgets es enriquecedora, al igual que las fases en que manejamos a Ratchet y al Capitán Qwark, de maneras violentas y, quizás, algo desaprovechadas.

EN SÍNTESIS

Un buen acabado técnico y un manejo fluido, pese a ciertos problemas con la cámara – que no pivota, por ejemplo – no son suficientes para hacer destacable a un juego que mezcla músculo y cerebro sin llegar a resultar más que correcto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.