SECRET OF MANA

Llegó la hora de dejar un poco de lado los frenéticos arcades a los que estamos tan acostumbrados.

Abrimos la puerta a un título que servirá como adecuado contrapunto a tanta acción desmelenada.

El rol se convierte en uno de los protagonistas indiscutibles y Secret of Mana es su más fiel abanderado.

Después de meses de espera, causados principalmente por dificultades técnicas en la conversión a sistema PAL, por fin le pudimos echar el guante a una de las más celebradas producciones de Square para Super Nintendo.

Nada más conectar el juego a la consola, comprobaréis la indudable calidad de este cartucho.

Su magnífica intro y sus preciosas melodías nos zambullen desde el primer instante en esta fenomenal historia.

Es precisamente este aspecto uno de los puntos más fuertes de todas las creaciones de Square.

El argumento de Secret of Mana es tan intenso y envolvente que nos involucraremos en la aventura, sintiéndonos partícipes de ella como si fuéramos uno más de los sprites protagonistas.

Con Secret of Mana nos embarcamos en un mundo de fantasía tan real que en ocasiones no sabremos discernir si es sólo un juego, o una odisea verosímil donde tomamos parte activa.

El desarrollo del juego entronca más con la saga Zelda que con otros títulos de rol mucho más abruptos y lentos.

Este hecho se debe básicamente a la técnica de batalla ya que, a pesar de contar con medidores de energía y poder – típicos de los RPG -, se ha escogido el motion battle como sistema de ataque; es decir, cuando nos enfrentemos a un enemigo lucharemos directamente contra él, viendo como recibe nuestros impactos en pantalla y pudiendo movernos por los escenarios para evitar sus acometidas.

En los juegos de rol puros se suele presentar una pantalla estática, en la que nosotros enviamos hechizos y golpes, a la vez que los recibimos, restando así potencial a nuestros enemigos.

A la larga, este sistema resulta mucho más monótono y aburrido que el alabado y dinámico motion battle de este cartucho.

Con todo, Secret of Mana dista mucho de ser otro Zelda, ya que a pesar de sus innegables parecidos difiere en muchos otros aspectos.

Pese a todo, este lanzamiento de Square podía considerarse por detalles, jugabilidad y calidad como su más digno sucesor, allá por el lejano 1.993.

Un mapeado extensísimo, una dificultad ajustada, más de una veintena de horas de juego ininterrumpido, la posibilidad de participar hasta tres jugadores simultáneamente vía multitap, y un elevado número de sorpresas y de geniales detalles convierten a Secret of Mana en un cartucho imprescindible para todos los propietarios de una Super Nintendo.

EL DRAGÓN

A partir de las últimas fases podremos utilizar un veloz dragón para desplazarnos por todo el mapeado del juego.

EN SÍNTESIS

En lo visual, los escenarios están muy cuidados, y hacen gala de una multitud de efectos; además, los movimientos de todos los protagonistas están muy trabajados.

También atesora una de las mejores bandas sonoras escuchadas hasta la fecha en Super Nintendo, empezando por la melodía de presentación, que es absolutamente soberbia.

Por contra, los efectos sonoros no resultan demasiado abundantes, y su calidad es bastante inferior con respecto a la banda sonora.

Y en lo jugable, roza el sobresaliente: un cartucho divertidísimo desde el primer minuto; si bien, es justo reconocer que algunos enemigos son demasiado difíciles de superar.

EL JUEGO EN CIFRAS

15 ciudades, 32 monstruos, 42 sortilegios, 55 zonas de juego y nada menos que 68 armas diferentes son las principales virtudes de este Action RPG… Si buscáis un cartucho largo e imaginativo, Secret of Mana debe ser vuestra elección.

Con él, vuestra consola, más que un instrumento lúdico, se convertirá en una increíble herramienta para vivir una aventura aparentemente real.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.