SEGA CLASSICS COLLECTION

En agosto del año 2.002 SEGA unió sus fuerzas con D3, una compañía oriunda de Japón especializada en juegos de bajo coste para más señas, a fin de crear 3D Ages, cuyo mayor aliciente consistía en adaptar a PlayStation 2 los mayores éxitos de la propia SEGA, tanto domésticos como recreativos.

Por un precio aproximado de 2.500¥ pocos usuarios esperaban toparse con una obra maestra de la programación, pero la triste realidad es que el resultado final se saldó con un auténtico desfile de despropósitos, incapaz de competir en igualdad de condiciones con la calidad intrínseca de los originales.

Respecto al recopilatorio que nos ocupa, destinado al público occidental, agrupa un total de ocho títulos de la serie 3D Ages, donde queda patente la ineptitud de los grafistas y programadores pertenecientes al equipo D3.

Y es que resulta difícil concebir cómo se puede dilapidar un material tan excelentísimo del calibre de Golden Axe, Out Run o Virtua Racing, por citar tan sólo algunos ejemplos posibles, hasta verse rebajados a la categoría de juegos repetitivos e insulsos, carentes de cualquier ornamento gráfico.

Pocas cosas se salvan de la quema en este compacto, aunque merece la pena destacar la posibilidad de disfrutar por vez primera, al menos en occidente, del añorado Puzzle & Action; un compendio de minijuegos en la línea de Wario Ware que cosechó grandes éxitos en el terreno de los arcade, y acompaña al mítico Bonanza Bros.

Basta con decir que ni siquiera la adaptación de Virtua Racing resulta equiparable a la coin-op original, en cuanto a suavidad y resolución se refiere.

Al menos si se tomaron la molestia de remezclar las bandas sonoras de cada arcade y ensalzarlas con calidad de CD-Rom.

Algo es algo.

Por tanto, no resulta de extrañar que SEGA decidiera disolver su colaboración con D3, para continuar produciendo los Sega Ages por su propia cuenta y riesgo.

Una decisión que a todas luces llegó con retraso, aunque como suele decirse, más vale tarde que nunca.

EN JAPÓN SE VENDIERON POR SEPARADO

Bajo el nombre de Sega Ages 2500 fueron desfilando estas ocho conversiones en los mercados nipones, aunque por separado.

Por fortuna, desde el volumen 24 SEGA optó por prescindir de los servicios de la compañía D3, encargándose ellos mismos de llevar esta colección a buen puerto.

EL RECOPILATORIO INCLUYE JUEGOS COMO

Bonanza Bros

Al menos conserva la resolución de la coin-op.

Columns

La respuesta al Tetris de SEGA.

Golden Axe

Un remake que muestra un apartado gráfico a la altura de PSX.

Fantasy Zone

Probablemente, uno de los grandes desconocidos para las nuevas generaciones.

Monaco GP

Aquí no estrellarse se torna en una árdua tarea.

Out Run

Resulta evidente que cualquier parecido con el arcade es una mera coincidencia.

Space Harrier

Otra versión para olvidar, claramente inferior a la de Mega Drive.

Virtua Racing

Una de las adaptaciones que mejor se han saldado, pese a que tampoco puede competir con la original.

OTRAS OPCIONES DONDE ELEGIR

Si os atraen las recreativas clásicas, los recopilatorios de Taito Legends resultan mucho más recomendables, y también los encontraréis a mejor precio por añadidura.

EN SÍNTESIS

Mal nos pese, este lanzamiento bien podría calificarse como un horror, en el que resulta difícil destacar algo en particular, pasando por el nefasto modelado de los personajes en Golden Axe al mejorable Out Run.

Y es que, pese a que todas estas adaptaciones hacen referencia a coin-ops legendarias, en PlayStation 2 no consiguen divertir siquiera la mitad; salvo quizá las entregas de Bonanza Bros y Puzzle & Action, que a duras penas mantendrán vuestro interés durante escasas horas en el mejor de los casos, pues ninguna de las conversiones restantes se aproxima a los gráficos de las recreativas originales ni por asomo.

En definitiva, tras haber sufrido con los títulos japoneses, nadie tenía grandes expectativas depositadas en esta entrega, que es igual de nefasta que las anteriores, pero multiplicada por ocho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.