SEGA SCOPE 3-D, UN VISTAZO AL FUTURO

Mark Cerny, arquitecto de PS4, fue el artífice de estas gafas que ofrecían efecto 3D en ocho juegos – siete exclusivos, uno compatible -.

Usaban un sistema similar al de las actuales gafas 3D activas.

Un periférico adelantado a su tiempo.

BLADE EAGLE 3-D

Un matamarcianos con scroll vertical, que dedicaba un botón a “subir” o “bajar” para crear el efecto de profundidad y acabar con los enemigos.

No tenía versión 2D: injugable sin las gafas.

MAZE HUNTER 3-D

Una especie de clon de Gauntlet, en el que debíamos recorrer laberintos en busca de la salida – había llaves, cofres con armas… -, mientras despachábamos a alienígenas.

Le faltó el cooperativo…

MISSILE DEFENSE 3-D

Como su nombre adelanta, debíamos abatir los misiles que amenazaban con destruir las ciudades y los objetivos de cada uno de los seis niveles.

La sensación 3D aquí está muy lograda.

OUTRUN 3-D

Se trataba del mismo juego que se lanzó en Master System, pero con modos 3D y 2D.

Como curiosidad, sustituía las tres canciones clásicas de OutRun por tres melodías nuevas.

POSEIDON WARS 3-D

Otro de los juegos con modo 2D, pero se disfrutaba más en 3D.

Se jugaba en primera persona y consistía en derribar barcos y helicópteros.

El efecto 3D otrogaba profundidad.

SPACE HARRIER 3-D

No era Space Harrier con modo 3D, sino una secuela en toda regla, con nuevos niveles y enemigos.

Es, quizá, uno de los mejores juegos para las gafas.

No tenía modo 2D.

ZAXXON 3-D

Secuela de Zaxxon que cambiaba la perspectiva isométrica original por una vista “trasera”, de modo que las naves enemigas se iban acercando.

El efecto de profundidad estaba bastante logrado.

LINE OF FIRE

Al revés que muchos juegos 3D – con modo 2D -, era el único juego 2D con modo 3D seleccionable a través del menú.

Era una reinterpretación de la recreativa homónima, un shooter vertical.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.