SEGA, SINÓNIMO DE…

He aquí un pequeño ejemplo de una muy mala documentación a la hora de elegir el nombre para una empresa, que en algunos casos puede acabar en una campaña de marketing desastrosa.
SEGA en sus inicios fue una compañía americana que comerciaba con recreativas y decidió afincarse en Japón, compitiendo directamente con un gigante del sector, Nintendo.
Su introducción en el mercado fue necesaria y facilitó una transición en un sector que se había quedado estancado y falto de ideas.
Forzó la competencia lanzando títulos sobresalientes, que obligaron a Nintendo a exprimir el potencial de sus respectivas consolas de 8 y 16 bits, consiguiendo unos niveles de calidad difíciles de superar.
El beneficiado, como siempre ocurre en estos casos, fue el consumidor, que contaba con grandes programas donde elegir independientemente de la consola de la que hiciera usufructo.
Como os decía al inicio de este mal llamado artículo, el nombre de SEGA surgió de la unión de las palabras SErvice GAmes, con el que en sus inicios era reconocida.
Un apelativo que ha contado con una gran aceptación en la gran mayoría de países, y que es sinónimo de calidad y buen hacer, al menos en lo que respecta a sus juegos producidos, porque en el terreno del hardware existen casos discutibles.
Existe, sin embargo, un país donde el nombre resulta especialmente desafortunado.
Y es que en Italia, SEGA quiere decir, literalmente, masturbación; y el hecho de que las siglas estén en mayúsculas no contribuye a mejorar la imagen.
Se me ocurre, por ilustrar a modo de ejemplo, que durante los años ochenta con la gran difusión que tuvo Nintendo, incluso los médicos recurrían al término para nombrar los males de que se aquejaban a sus pacientes.
Así, una persona con dolor en los dedos tenía “Nintenditis“.
Siguiendo la misma lógica, los infantes de aquellos años no empleaban el término videojuego a la hora de referirse a su afición; la expresión me voy a jugar al Nintendo era algo habitual a lo que todos estábamos acostumbrados.
Pues no quiero ni imaginar la cara de más de uno de los padres cuando su joven e inocente hijo, dijera que se iba a jugar a la SEGA.
Probablemente muchos de vosotros ante la tesitura hubieraís preferido invertir en la máquina de Nintendo, para evitar escuchar lindezas de similar factura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.