SEGA VINTAGE COLLECTION: MONSTER WORLD

La retrocompatibilidad de Xbox One sirve para que nos topemos con juegazos que en su momento nos encantaron y, por alguna razón, dejamos olvidados.

Así que imaginad cuál fue mi sorpresa tras mirar en la carpeta de “Listo para instalar” y volver a encontrarme con este recopilatorio, lanzado para Xbox 360 y PlayStation 3 hace ya un lustro.

La ocasión la pintan calva ya que Wonder Boy III, el culmen de la saga Monster World, ha regresado recientemente en forma de glorioso remake.

Incomprensiblemente, ese juego falta en el recopilatorio; pero aún así, los tres títulos incluidos son asignatura obligatoria para todo amante de las aventuras retro.

El primero, Wonder Boy in Monster Land, es todo un clásico que se ha ganado su condición a pulso, aunque quizá ha envejecido un poco peor.

Ahora bien, Wonder Boy in Monster World y Monster World IV – juego que nunca había salido de su país natal – siguen siendo absolutamente maravillosos hoy en día.

UN HÉROE LARGAMENTE RECORDADO

Mientras que sagas como The Legend of Zelda supieron sobrevivir al inexorable paso del tiempo, Monster World – más conocida como Wonder Boy por estos lares – desapareció tras la gloriosa etapa de los 16 bits.

Es un triste destino, e inmerecido a todas luces, ya que resultó visionaria en su mezcla de exploración y plataformas, dando a los usuarios de SEGA una colección de aventuras inusualmente inmersiva para la época.

Pero no se trata sólo de ponerse nostálgicos: enfrentarse a sus retos – engalanados por una dificultad elevada, pero nunca injusta – se nos antoja tan estimulante como siempre, y siguen siendo aventuras muy sólidas que aún hoy les podrían impartir un par de valiosas lecciones a muchos otros títulos de rabiosa actualidad.

Esta recopilación permite, además, salvar la partida en cualquier punto; así que no hay excusas: vuelve a enamorarte de Wonder Boy, el héroe largamente recordado de Westone.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.