SEXO EN LOS VIDEOJUEGOS

SEX VIDEOGAMES PIXEL ART XTREME RETRO

Los videojuegos entraron en la adolescencia hace años, pero aún no han logrado dar el salto a la madurez.

Investigamos cómo y por qué, y metemos por medio una referencia a las cabras.

Alguien tenía que hacerlo…

Sex Pixel Art Xtreme Retro

No digas nada, ya haremos nosotros suficiente ruido por los dos, así que espera.

La tecnología y la sexualidad han sido compañeros de cama desde que el hombre tomó un trozo de pedernal y modeló formas toscas con huesos de animales, y al poco de la invención de la fotografía ya se pagaba a prostitutas a fin de que mostraran su mercancía para el estudio de distinguidos caballeros victorianos de intachable reputación.

Cuando llegaron las cámaras que podían capturar imágenes en movimiento, también llegaron un montón de numeritos mucho más groseros y decididamente repugnantes.

No había un estándar de certificación; en los “buenos viejos tiempos” ningún individuo sensato pagaba para taparles los ojos a quienes se ofendían fácilmente.

Las películas pornográficas de principios del siglo XX no tenían ningún control, lo cual propició filmes de un nivel que hoy día sólo podrías encontrar si te tiraras mucho, mucho, mucho tiempo buscando en Internet.

Sólo diremos una cosa acerca de estas primeras películas: cabras.

Los videojuegos llevan más de treinta años con nosotros.

No había nada especialmente sexual en una línea verde en un osciloscopio, y si bien a principios de los ochenta había juegos de mala reputación, la gente se ofendía más por lo que representaba el conjunto de bloques que salía en pantalla que por lo que parecían.

Samantha Fox Strip Poker – 1.986 – ofrecía bastante menos estímulos que los que cualquier adolescente de hormonas descontroladas podría tener hojeando alguna revista sobre temas de actualidad.

Samantha Fox Strip Poker Pixel Art Xtreme Retro

Lo que causó tanta preocupación en Samantha Fox fueron los roles de poder que el juego presentaba.

Tú, el jugador, eras muy probablemente un hombre.

Samantha era una mujer y estaba ahí para excitarte desvistiéndose.

Su desnudez era el premio.

Puede que los videojuegos lleven décadas con nosotros, pero no ha sido hasta hace poco cuando su potencia gráfica se ha acercado a la realidad de, pongamos, una cámara de cine de 1.910.

Los personajes de los juegos siempre han sido, y son aún, simplificaciones y exageraciones de la forma humana y, al contrario que en el porno primigenio de hace cien años, su uso está sujeto a clasificación y censura.

Tú puedes pillarte una cámara de vídeo digital por unos pocos cientos de euros, grabar un enjambre humano de muslos y glándulas hinchadas y colgarlo en una red de ámbito mundial desde donde será degustado por millones de personas de todas las edades.

Crear un juego diseñado para excitar partes del jugador que otros títulos no se atreven a buscar es un negocio mucho más tedioso y caro.

Eso hace que este campo, sobre todo en lo referente a consolas domésticas, sea el más difícil de moldear hacia lo que pudiera considerarse un tipo de videojuegos abiertamente indecente.

Tienes que colocar un juego destinado a un público adulto que sabe distinguir una mecánica chapucera, y conseguir que le den el certificado para que luego Sony, Microsoft o Nintendo lo aprueben.

Y estas compañías no quieren que sus productos se asocien a nada obsceno.

Si hay porno disponible en PSP, por ejemplo, es porque el formato UMD puede usarlo todo el mundo.

Eso no significa que no se usen reclamos sexuales para atraer a la gente hacia un juego.

De hecho, ahora que las primeras generaciones de aficionados ya son adultas, y que la edad media de un jugador – normalmente hombre – está entre los veinte años largos y los treinta y pico, las compañías se sienten con más confianza para lanzar títulos directamente dirigidos al mercado adulto.

Del mismo modo que el término “películas para adultos” rara vez se usa para una retrospectiva de filmes de Andrei Tarkovsky, el término “juego para adultos” no denota un título que requiera un mayor nivel de destreza o entendimiento para jugar.

Lo que significa es algo como Leisure Suit Larry: Magna Cum Laude – con juego de palabras picante en el título y todo -, ejemplo que irónicamente está diseñado en torno a la sencilla premisa de “Simon dice”, un juego frecuente en los patios de colegio de todo el mundo.

Antes las películas se consideraban algo frívolo.

Louis Lumière, inventor en 1.895 de la cámara cinematográfica portátil, dijo que era “un invento sin futuro”.

Era una novedad.

Poco menos que un chisme.

Acaso un simple juguete.

El filósofo griego Sócrates – 469-399 a. de C. – recelaba del acto mismo de escribir y sostenía que la discusión verbal era una actividad muy superior, puesto que las discusiones se adaptan mientras que el texto permanece invariable.

En cuanto un nuevo medio se ha adaptado a requisitos sexuales, ha sido menospreciado como algo sin un valor que lo redimiera.

La novela, por ejemplo, se tenía al principio por algo de escaso mérito artístico.

Los videojuegos son un medio sensorial e interactivo.

Lo ves, lo oyes y – mediante el controlador – lo sientes: reaccionas ante ellos, ellos reaccionan ante ti.

Visto desde esta perspectiva, los juegos interactivos están listos para la siembra, y por semillas de conducta sexual no será.

Tienen el programa de certificación a punto.

Tienen una base de usuarios maduros.

Pero no puedes bloquear una escena de sexo en un juego tras muros de código sin que la senadora de los EE.UU., como antaño hizo Hillary Clinton, tome la iniciativa y pida noventa millones de dólares al congreso para que investigue los efectos en los niños porque, a los ojos de los desinformados, todos los juegos son para niños.

Grand Theft Auto: San Andreas empezó vendiéndose en EE.UU. con la etiqueta de “diecisiete años o más”.

Si tenías menos edad no podías comprarlo, como tampoco podías ir a un Blockbuster y alquilar alguna de esas películas con actores tan malos cuyos títulos empiezan por la palabra “Erotic”.

En San Andreas hay lenguaje subido de tono, violencia y sexo hasta el punto de que puedes recoger a una prostituta y ver cómo se menea el coche por fuera.

Puedes matar a una cantidad infinita de gente, de múltiples y excitantes maneras, cuando lo desees.

Si quieres llegar a intimar con una de las seis mujeres disponibles en el juego que pueden salir contigo, debes tratarla bien, llevarla adonde ella quiera, vestirte de una forma que considere atractiva y en resumen ser – por lo menos según los estándares del programa – un tipo majo y de lo más considerado.

Es mucho más fácil matar a una prostituta con una sierra mecánica que llegar al punto en el que puedes contemplar cómo la cámara sale de su casa, y oyes algunos efectos caseros de sonidos lascivos que no desentonarían en una película de Esteso y Pajares.

En España, los juegos con asesinatos hasta el punto del genocidio, con un lenguaje fuerte y con referencias a las drogas están clasificados para mayores de dieciocho años.

En EE.UU. volvieron a clasificar a San Andreas porque, si te pasas horas y horas usando distintos dispositivos que te permiten cambiar varios elementos del código, es posible llevar la cámara desde el jardín de enfrente hasta el dormitorio, en el que puedes disfrutar de un sencillo juego de acción rítmica con ambos integrantes a medio desvestir.

GTA San Andreas SEX PS2 Xtreme Retro

En Leisure Suit Larry la cosa va de conseguir meter a las mujeres en situaciones sexuales mediante engaños; en San Andreas tienes que alterar diréctamente el código o “currártelo” muchísimo en una relación virtual para “llegar hasta el final”.

Larry está clasificado como MMaduro – y no se puede vender a los norteamericanos menores de diecisiete años.

Leisure Suit Larry Babe Xtreme Retro

Si estás en EE.UU. y quieres comprar San Andreas en cualquier tienda de segunda mano o centro comercial, has de tener un año más.

El problema es que son muchas las tiendas que ni se molestan en tener juegos clasificados por edades.

La reacción ante la modificación “Hot Coffee” de San Andreas demuestra que, en muchos sentidos, los videojuegos siguen sin ser aceptados como un entretenimiento legítimo, sea adulto o no, sino que se ven como algo de lo que la sociedad debería preocuparse en extremo, ya que los niños pueden acceder a ellos fácilmente.

GTA San Andreas Hot Coffee Xtreme Retro PS2

La preocupación sobre los videojuegos tiene incluso a su propio Torquemada en Jack Thomson, un hombre que parece estar compuesto a partes iguales de opiniones infundadas, bilis y argumentos huecos.

Como era de esperar, la modificación “Hot Coffee” lo sacó de sus casillas.

Caramba, es que hasta una escena suave de Killer 7 le molesta.

He aquí una de las perlas de Jack Thomson: “¿Que si los videojuegos son una forma de escapismo?. , igual que Ted Bundy se refugió en la pornografía”.

De modo que un hombre que torturó, violó y asesinó a treinta y seis mujeres en los setenta lo hizo porque “se refugió” en la pornografía, ¿no?.

Viene muy bien que el comportamiento humano se pueda reducir a que las personas son recipientes vacíos que se pueden programar mediante imágenes.

Pero claro, podríamos modificar la ecuación de Thomson, en la que la pornografía más hombre equivale a psicópata sexual, para sugerir que un psicópata sexual antes buscaría pornografía que pasar a otras cosas.

Echarles la culpa a las imágenes porno en este sentido es como culpar a un país por el que sobrevoló un bombardero antes de soltar una carga sobre ti.

En realidad no se parece a eso en absoluto, pero cuando te enfrentas a reacciones puramente viscerales como las del señor Thomson… ¡Qué diablos!.

Hay un hecho muy interesante que se debería tener en cuenta a la hora de pensar en cómo nos afectan los videojuegos: en los años transcurridos desde que éstos han pasado de ser un hobby poco frecuente a una actividad convencional como ver la tele, los crímenes violentos han descendido notablemente en EE.UU.

Antes del lanzamiento de San Andreas, se habían vendido treinta y dos millones de copias de los anteriores GTA en todo el mundo.

Seguro que alguien que haya jugado alguna vez con una de esas copias habrá matado a una persona.

Hay treinta y dos millones de personas en el país africano de Kenia, y algunas también se matan entre ellas sin ni siquiera saber de la existencia de dichos juegos.

Lamentablemente, esas cosas vienen implícitas en el precio de la vida.

Respecto a los juegos, muchos han tenido un componente violento, propiciando que los chavales tirasen los joysticks al suelo cuando perdían, del mismo modo que la gente siempre ha roto raquetas de tenis mientras maldecía al árbitro.

Los juegos provocan respuestas apasionadas, cierto, y es exactamente por eso por lo que jugamos.

La preocupación acerca de los contenidos sexuales da por implícita esta cuestión: “si los moralistas creen que los juegos violentos son la causa de ideas y conductas violentas, ¿creen también que los juegos con contenido sexual son la causa de ideas y conductas sexuales?”.

Citaremos aquí a un fallecido cómico norteamericano: “¿Sabes qué causa pensamientos sexuales?. Tener pitoo lo que sea que tengáis las señoras, esta noche sólo me dirijo a los hombres -”.

Dicho esto, la gente hizo cuanto pudo por activar el “Hot Coffee”.

El deseo ya estaba ahí.

Si buscas en Internet trucos para que el personaje de un juego esté desnudo, ya estás en la posición perfecta para dar con un pozo sin fin de obscenidad y degradación.

Pero eso no significa que podamos reducir el tema del sexo y los videojuegos a algo para echar unas risas.

Hay un problema con los juegos mucho mayor que el hecho de si puedes o no hacer que CJ se lo monte con una de sus amiguitas.

Los videojuegos son, en general, una creación patriarcal, hecha casi siempre por hombres, para hombres y chicos.

Y una de las claves para que la gente considere algo atractivo es, precisamente, que sea lo contrario a uno mismo.

Los hombres heterosexuales encuentran a las mujeres atractivas si exhiben atributos y tendencias que distan de ser masculinas.

Naked Woman Pixel Art Xtreme Retro

Los personajes femeninos de los juegos serán por lo general criaturas muy sexualizadas, mientras que los personajes masculinos pueden ser de todo, desde gordos tirados y parlanchines a robots gigantes.

Los hombres carecen de pechos pronunciados; las mujeres de los videojuegos, por lo general, lucen unos pechos enormes.

Los hombres tienen una cintura ancha, y las mujeres no; así que en los juegos éstas poseen unas caderas acentuadas.

Lara Croft tiene ese aspecto porque es el contraste perfectamente exagerado de un hombre.

Es conscientemente hipermujer, al igual que la mayoría de personajes femeninos virtuales, creados casi únicamente como objeto de deseo sexual.

Lara Croft Tomb Raider 2 Xtreme Retro

Las mujeres de los videojuegos tienen más en común con las señoritas de los semanarios para hombres que, pongamos, las mujeres famosas que ha dado la historia.

Si eres mujer y vives en un mundo de videojuego, serás una stripper, o una aventurera como Nina Williams, que no puede pasar mucho tiempo sin vestirse como una stripper.

Nina_Williams_-_Bikini_(S)_Swimwear_-_Full-body_Image_-_Death_by_Degrees Xtreme Retro

O eres débil – porque los hombres son fuertes -, y necesitas que te salven y te protejan como a la princesa Yorda en Ico.

Pixel Girl Nude Xtreme Retro

Casi seguro que no serás fea, obesa o hirsuta; no como muchos personajes masculinos.

Serás prístina, como un maniquí, envuelta en un plástico a la espera de la mirada del macho.

Si eres una mujer en un videojuego eres un objeto sexual, lo cual hace la idea de que a personajes como Lara se los presente como iconos feministas sea algo realmente paradójico.

Hay excepciones, claro está.

Jade, de Beyond Good & Evil, muestra algo de vientre, pero no más de lo que verías en una mujer bien vestida y segura de sí misma.

Es sabido que Beyond Good & Evil no se vendió especialmente bien por muchas razones, pero daremos el paso y diremos que la modesta apariencia de Jade era una de ellas.

Jade-Beyond_Good_&_Evil Xtreme Retro

La detective de Farenheit, Carla Valenti, es una protagonista tan rellenita como las que cabe esperar en series de TV como Urgencias o Policías de Nueva York; busca una escena en la que puedas hacerla ir por ahí en ropa interior todo el tiempo que quieras – horas y horas -.

Hasta tiene su propia escena de sexo no interactivo.

ficha_carla_valenti Xtreme Retro

El escándalo de Grand Theft Auto: San Andreas, aún hoy, emite un mensaje muy confuso: asesinar y robar es comparativamente aceptable.

Matar a una prostituta en GTA se considera menos ofensivo que el hecho de que dos adultos tengan relaciones íntimas consentidas.

A los dieciséis años tienes derecho por ley a tener relaciones sexuales, pero no hay una edad mínima a la que puedas matar.

El mundo occidental está saturado de imaginería sexual.

Está en las vallas publicitarias, en los anuncios de móviles, en las portadas de los semanarios y en las páginas arrancadas de revistas pornográficas que el viento hace volar por nuestros patios y campos de deporte.

Lara Croft Sexy Xtreme Retro

La forma como se maneja va desde lo descaradamente tonto como en algunas revistas pretendidamente serias, pasando por las revistas femeninas – en las que si no eres “así” hay que corregirte – o las publicaciones para hombres, donde no hay mujer que no parezca tener tendencias homosexuales, hasta llegar a otros productos mucho más bestias.

Rara vez se enfoca sin perder de vista cómo se desarrolla la conducta sexual en el mundo real.

Se ensalza, se le da un barniz y se amplifica: es parte de nuestra sociedad y no es posible volver a un tiempo más casto a menos que se instaure algo doloroso y artificial que restrinja nuestras libertades.

Es parte de nuestra vida cotidiana en el mundo libre.

Pero a los juegos no se les ha dado ni la mitad de margen que a otros medios.

El sexo y la sexualidad en los videojuegos están aún muy lejos del tratamiento que el tema recibe en cualquier otra forma de entretenimiento del planeta.

Los juegos siguen sin ser comprendidos y desde luego no se los considera al mismo nivel que un programa de TV, una película o un libro.

Los juegos siempre han sido criticados por ser violentos, pero sólo ahora han sido lo bastante atractivos como para que el delicado asunto del contenido sexual vaya más allá de presentar heroínas muy sexualizadas.

Cammy White Ass Pixel Art Xtreme Retro

Sucesivos estudios sobre los efectos de los juegos en los niños indican que su comportamiento no cambia más que si jugaran un partido de fútbol y se enrabietaran por perder, y los chavales siempre han dibujado pechos en los libros de texto de sus amigos.

Para un medio cuyas capacidades gráficas mejoran año tras año mientras su público envejece, el contenido sexual tiene una progresión natural, pero que aún se ha de manejar con la sofisticación que encontramos en otras formas de entretenimiento.

Si eres lo bastante mayor, deberías tener derecho a jugar con un título que no se corte a la hora de enseñar la carne.

Por desgracia, tales juegos rara vez tienen la misma calidad que los dirigidos a un público más heterogéneo.

Si juegas a un título en el que sale una heroína muy sexy en busca de “rollo“, o a otro en el que manejas a un tipo que debe liarse con “chatis” para conseguir puntos, lo más probable es que no te diviertas demasiado, ya que resulta dificilísimo confeccionar un programa que trate al jugador como adulto cuando está todo el rato pensando en tetas.

“CARIÑO, VUELVE A JUGAR AL NIVEL 3.

HA SIDO MARAVILLOSO”

HAY QUE SER REZ-EPTIVOS

Rez, un techno-shooter vectorial de SEGA, es un asalto total a tus ojos y oídos.

Los ritmos musicales de la banda sonora se combinan con notas que suenan para seleccionar y hacer explotar a los enemigos, a fin de crear lo que denominamos una “experiencia”.

Si le compraras un pack especial de Rez a un importador japonés, podrías jugar con el periférico Trance Vibrator.

Rez -Trance_vibrator Xtreme Retro

Este rectángulo vibra al son de las líneas debajo del juego para crear una pulsación rítmica oscilante que puedes ponerte en cualquier parte del cuerpo.

TranceVibrator_Xtreme Retro

La publicidad se dirige a las jugadoras, o a la mujer que quiere tener algo que hacer mientras su “maromo” intenta superar el récord.

En Japón no tienen problemas para mezclar estimulación física y videojuegos, pero, ¿pasará esto algún día en Occidente?.

MIRA QUÉ BIEN

Aunque no se pueden conseguir fácilmente si no recurres al costoso método de la importación, no faltan para PlayStaton 2 títulos basados únicamente en mirar mujeres semidesnudas.

La serie Motion Gravure, por ejemplo, usa múltiples cámaras digitales para tomar una sola imagen de alguna fresca descocada – a quien sin duda le pagaron un dineral para que accediera a… perdón, divagamos -.

Motion Gravure PS2 Xtreme Retro

Estas fotos se procesan juntas, usando la magia de la tecnología, a fin de permitir al “jugador” desplazar su cámara para examinar cada centímetro del cuerpo de la modelo.

Motion Gravure PS2 Photo Xtreme Retro

Un juego, desde luego, no es.

Más bien da repelús.

La cosa va de que puedes mirarlas sin que ellas te miren a ti.

¿Será eso normal?.

MIRA, ¡SEXO!

AHORA QUE YA HEMOS CAPTADO TU ATENCIÓN…

Queremos que se retome la producción de Fear Effect 3: Inferno.

Los juegos de la serie Fear Effect combinaban animación 3D prerrenderizada para los escenarios y personajes 2D, con tal de crear un efecto más parecido a una película de anime que a Killer 7.

Fear Effect 2 Retro Helix Xtreme Retro

También se vendieron debido, en gran parte, a que las protagonistas eran dos “tías buenas” que se tenían mucha estima.

Fear Effect 2 Lesbianas PSX Xtreme Retro

Unas mujeres que no pueden realizar misiones sin mostrar su generoso escote, además.

Dicho esto, tampoco estaría mal añadir otros personajes homosexuales masculinos.

Quizá en algún futuro Metal Gear.

OTROS EJEMPLOS QUE VIENEN AL CASO

Al bueno de Duke Nukem le encantan las mujeres, pero sólo mirarlas.

Nunca pide una cita.

Duke Nukem Land of Babes Xtreme Retro

Sólo con mirar esta imagen ya te estás corrompiendo… y nosotros somos los culpables.

Leisure Suit Larry PC Xtreme Retro

7 Sins te permite llegar al final con las chicas: aproximadamente un 5% más atractivo que una muñeca hinchable.

7 Sins Sex Scene Xtreme Retro

Las vampiresas son unas criaturas sexy, sí, pero tener una vampiresa atractiva y que el juego no lo sea es más bien tonto…

bloodrayne-2-Xtreme Retro

… Por cierto, como las vampiresas sexy venden, era de esperar que también hubiera un largometraje basado en el homónimo juego.

Bloodrayne Movie Xtreme Retro

LA ANATOMÍA DE LARA CROFT

A LO HECHO, PECHO

El famoso e infame busto de Lara fue resultado de un accidente de modelado: mientras jugaba con el modelo de Lara, el diseñador Toby Gard subió por accidente el tamaño del pecho de la heroína a un 150%.

Tomb Raider 1 Pose Xtreme Retro

Los demás diseñadores aplaudieron el cambio rápidamente.

Seis tíos como seis castillos.

EL FAMOSO CÓDIGO

Nunca existió un código para desbloquear una Lara desnuda, pero sí un parche para PC que aplicaba una piel desnuda sobre el modelo de Lara.

Tomb Raider 2 Nude Xtreme Retro

Sobra decir que Eidos amenazó a todas las webs que lo difundieran.

LAS JOVENCITAS EXPLORADORAS LLEVAN COLETAS

La joven Lara lleva coletas, en vez de trenza.

Young Lara Croft Xtreme Retro

Ya vemos los razonamientos en el equipo de desarrollo: “A ver, Paco, tú que ves mucho porno, ¿cómo hacemos para que Lara parezca más jóven?”.

UNA APARIENCIA HIPERSEXUALIZADA

Hay que tener mucho valor para ir a la jungla, y enfrentarse a todo tipo de enemigos – T-Rex incluído –, con un top ajustado y en shorts.

Lara Croft Tomb Raider 1 Sega Saturn PlayStation Xtreme Retro

¿MÁS TIEMPO EN EL BAÑO QUE EN EL CAMPO DE BATALLA?

HA VENIDO NUESTRA CITA: NINA WILLIAMS, PROFESIONAL DEL COMBATE

Pensemos en Nina Williams en Death by Degrees, e intentemos justificar su atuendo innecesariamente sexy tomando como referente la imaginería basada en la revolución francesa de 1.830.

Nina Williams es una curtida asesina de escultural belleza.

Puede que su cara le haga parecer como si hubiera muerto hace una semana, pero tiene un físico que hace que a los hombres – y las mujeres – les tiemblen las piernas.

Además, se va al combate con zapatos de tacón y medias de red.

Death-By-Degrees-Cocktail-Dress-nina-williams-Xtreme Retro

El cuadro de La libertad guiando al pueblo de Delacroix muestra a Libertad guiando al pueblo, sí, pero, uy, parece que le sale un ramalazo Janet Jackson con sus granadas de pecho.

Moraleja: los senos exhibidos como si nada en la obra de Delacroix ayudan a simbolizarla como una fuerza abstracta de liberación, pero la capacidad de Nina para luchar con tacones y llevando puesto el catálogo de una sex shop sólo busca complacer al personal masculino.

BUENA MANO, MANOS LIBRES

EL OFICIO MÁS ANTIGUO

¿Cómo es que no hay juegos de Strip Poker para las actuales consolas de sobremesa?.

Y no es que queramos reseñarlos ni nada por el estilo, que la sexualidad femenina indisimulada nos aterra.

Strip Poker II Amiga Pixel Art Xtreme Retro

No, es que nos preguntamos por qué un juego que sólo requiere un programa de Poker vinculado a unos cuantos vídeos de Malena Gracia, Sonia Monroy o quien sea, no ha atraído a pequeños editores que quieran sacarse un dinero fácil.

Tenemos un sistema de clasificación por edades.

Tenemos juegos clasificados para adultos.

Un juego de Strip Poker sería un éxito asegurado porque los hombres son estúpidos, ¿no?.

Pero, claro, ¿no sería cómico un título al que jugaran dos personas de verdad mediante el adaptador de red, pero usando imágenes de modelos de tercera?.

Mucho.

Que alguien lo haga ya.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.