SID MEIER’S PIRATES!

SID MEIER'S PIRATES Pixel Art Xtreme Retro PC Xbox Xbox 360 PSP Wii

Un Grand Theft Auto del siglo XVII.

1656025-46300777_3

Si bien el recuerdo de Pirates! para Amstrad CPC, Commodore 64 e incluso Mega Drive, que, poco tiene que ver con esta entrega, haría imposible la comparación del titular, el desarrollo libre y el planteamiento abierto se asimila a la saga de RockStar.

1860399-32828_194268_4_screenshot

El juego te pondrá en la piel de un pirata novato que lucha por encontrar a todos los miembros de su familia, que fueron arrebatados de su lado por un tal Marqués Montalbán.

1656037-46525297_3

Para conseguirlo, tendrás que hacerte con una tripulación y un barco; a partir de ahí, la búsqueda de tus familiares se dividirá en objetivos principales salpicados por decenas de pequeñas misiones: acaba con los piratas más importantes, consigue un título nobiliario – o varios -, adquiere los mejores barcos – hasta cinco – y mejóralos en los astilleros, busca todo tipo de tesoros, encandila y cásate con la hija del gobernador que más te guste…

1656044-46555578_3

Pirates! es simple y directo, compuesto por varios minijuegos, de aspecto simpático – aunque técnicamente no es una maravilla – y con un desarrollo realmente adictivo que te enganchará desde el principio a través de sus divertidas y variadas fases.

1656039-46525301_3

TIERRA FIRME

Durante la navegación podrás consultar el mapa, asaltar barcos, entrar en ciudades y explorar diferentes zonas.

1860400-32829_194268_5_screenshot

¡AL ABORDAJE!

El nivel de energía y de tripulación de cada bando decidirán el desenlace en los abordajes.

1656041-46525303_3

LA CARA Y LA CRUZ

A destacar la libertad de acción, infinidad de misiones paralelas a los objetivos principales y un desarrollo altamente adictivo, aunque hay que tener en cuenta que su motor gráfico es más bien mediocre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.