SKIES OF ARCADIA

Skies of Arcadia fue la respuesta de SEGA a la falta de un Final Fantasy para Dreamcast.

Finalmente, el juego acabó en GameCube tras la desaparición de su propia consola, pero quien no tuvo la suerte de poder jugar con el original se perdió también el poder disfrutar del pequeño hardware adicional VMUVisual Memory Unit – para Dreamcast; un bonito experimento en el diseño de videojuegos, qué duda cabe.

El propio título es un típico juego de rol japonés y, como tal, sus mayores logros son los característicos del género: personajes fuertes, una trama que engancha, mundos sorprendentes y pomposas batallas contra los malos de turno.

La historia, inspirada en Julio Verne, empieza donde otras acaban, con el rescate de una princesa por los piratas del cielo Vyse y Aika, y su banda de Bandidos Azules.

La misteriosa princesa sirve de premisa para emprender una heroica odisea, derrotar al Imperio del Mal y salvar el mundo.

La contribución más llamativa de Skies of Arcadia a la fórmula del juego de rol japonés es la manera en que maneja la aeronave, en la que los piratas del cielo exploran el mundo.

Proporcionando un excelente pretexto para limitar el progreso, elevándose por encima de las ondas aéreas o hundiéndose bajo las nubes, ofrece una auténtica dimensión de la envergadura épica del juego, mientras que las batallas entabladas entre naves añaden otra dimensión táctica al combate.

Si Skies of Arcadia no revolucionó el género, funciona dentro de sus límites para conseguir casi la perfección: comprende un conjunto de puzzles, intrincadas mecánicas de combate, fantásticos entornos, uno de los mayores clímax de batalla contra los enemigos, y algunos detalles brillantes – como una secuencia enfocada desde diversas perspectivas, por ejemplo -.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.