SKITCHIN’

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 1

Electronic Arts consigue que morir, anatema del videojuego, sea divertido.

Y eso que no es el objetivo, que estrellarse es justo lo contrario de las metas de Skitchin’, uno de los mejores sucedáneos de Road Rash.

El espíritu sigue siendo el mismo, pero llevado al exceso y otro ambiente.

Así pues, Skitchin’ propone coger un inline skater anónimo para enfrentarle a todo tipo de obstáculos y macarras de camino a la meta.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 6

Unos hándicaps que cada vez son más locos, y muy autoconscientes de que esto es un videojuego.

Al menos, en la vida real todavía no hemos visto ninguna castaña – y nos sabemos todo Jackass de memoria – en la que te atropellen varios coches seguidos, salgas despedido a 50 metros, y termines muriendo en un espectáculo a medio camino entre el estallido fallero y el subidón bakalao: muerte valenciana, en cualquier caso.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 7

Ese tratamiento de los accidentes, y la cantidad de hostias que llegan a producirse, indica que el título espera que caigas en repetidas ocasiones y quiere sacarte la sonrisa.

Bien, porque su mezcla entre física al límite y controles picajosos es compulsiva, tensa o frustrante en ocasiones.

Las acrobacias, pese a su aspecto descerebrado y su espíritu de verbena carnívora, son en realidad ejercicios delicados.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 9

El chiste es que te plantan todo ese macarrismo a ritmo vertiginoso para que te olvides de que esto es como un Jenga o una máquina de Goldberg en la que no puedes ver el resto de las piezas.

Una mezcla de habilidad y movidas absurdas que brilla con luz propia, sobre todo con un salto cualitativo en el que, a la ropita nueva se une una apertura temática.

Dicho lo cual, un minuto cualquiera de juego te tendrá recorriendo las calles de una inmensa ciudad en la que prevalece la acción maníaca, al tiempo que te sujetas en los parachoques de los coches realizando piruetas sobre rampas descontroladas y te enfrentas a una competencia provista de funestas intenciones – evidentemente – y un poderoso armamento, chocándote con un bonito camión que pasaba por ahí.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 4

La broma – que no sacrifica la jugabilidad por el chiste – luce el doble con cada supersalto hacia una hipotética muerte ridícula… aunque no necesariamente.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 8

No en vano, Electronic Arts quiso resaltar toda la variedad que aporta este peculiar deporte con salvajismo, carreteras infinitas y paisajes montañosos imponentes.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 2

Da la sensación de que el estudio se soltó al fin la coleta y se lo pasó realmente bien haciendo los niveles, como los jugadores rompiéndose los paletos virtuales contra ellos.

El skitching también le ha traído un nuevo sentido de la escala, con enormes pistas en las que desarrollar vuestro arsenal de botones.

Que ahora cuenta con trucos.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 3

No afecta a la mecánica base, pero es justo reconocer que en Road Rash se echaba de menos hacer el cabra con todas sus consecuencias.

Poco importa que la recompensa sólo sean puntos extra – que no, no da igual para los fanáticos de los marcadores -; el placer de encadenar movimientos a lo Tony Hawk nunca se pasa de moda.

Quizás esta novedad sea la que tiene más margen de mejora: los trucos son sencillos, pero los controles no responden tan bien como deberían.

Y no ofrecen niveles específicos para lucirse, sino que están restringidos a eventos bastante cortos presentados como el mismo tipo de carrera lineal a la que nos tienen acostumbrados.

Skitchin Electronic Arts Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 5

Su otro aliciente consiste en la posibilidad de pasar por caja, algo que antaño nos hizo dar saltos de alegría.

Si bien, todo este contenido extra se nota un poco metido a piñón y no del todo bien integrado en el resto del juego; pero cada uno salva la papeleta como puede.

El monojugador por fin tiene identidad propia, por ejemplo, y sirve como aliciente para seguir participando de forma obsesiva.

Los primeros escenarios, además, ayudarán a que todos aprendan o recuperen el pulso de las carreras.

Pero ojo, porque el título pronto se convierte en una bella máquina de odio hacia el jugador.

Un mojón en el camino que puede marcar el límite donde el usuario ocasional diga que hasta aquí hemos llegado.

Que tampoco es mayor problema.

Entre un desarrollo a la altura habitual, unas carreras encarnizadas que deberían ser obligatorias en este tipo de programas y un montón de movimientos absurdos, Skitchin’ no decepciona en ningún momento.

Y han aprovechado la estructura de Road Rash para ir más allá.

Pese a esa sensación de características arrojadas a la sartén sin preocuparse de condimentarlas, el título en sí tiene contenido y diversión como para justificar su adquisición.

Aunque veamos a kilómetros que, en el fondo, es más de lo mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.