SLAYERS WONDERFUL

Dada la buena aceptación que tuvo la popular serie televisiva, no podía dejar pasar la ocasión de citar a este programa desarrollado por InHouse y que en primera instancia fue editado por Banpresto.

El título en cuestión fue el tercero ideado para PlayStation, y también debería haber sido el más interesante de todos ellos.

Como muchos de los aficionados al manga ya habrán adivinado, en el se relata el periplo de Reena y su inseparable grupo quienes tratarán por todos los medios a su alcance de recuperar y posteriormente destruir las Piedras-Sello, que tienen la peculiaridad de anular cualquier tipo de magia posible.

A grandes rasgos este programa se trataba de un prometedor RPG muy en la línea del aclamado Final Fantasy VII, especialmente en lo que se refiere al sistema de batallas, donde tanto los hechizos como el uso de límites cobraban un especial protagonismo.

Durante el resto de la aventura se empleaba una perspectiva cenital, ideal para amenizar las fases de exploración, que sería sustituida por diferentes secuencias de animación que tendrían lugar cuando se produjeran hechos de cierta relevancia o los siempre amenos diálogos.

¿PERO QUÉ SUCEDIÓ CON EL JUEGO REALMENTE?

Cierto es que el programa distaba mucho de ser considerado como una obra maestra del género, pero no por ello dejaba de resultar entretenido, muy especialmente entre los aficionados al manga original, que como es obvio esta era la audiencia a la que principalmente estaba dirigido.

De ahí se deriva que las secuencias de animación cumpliesen con un papel tan destacado, más incluso que las correspondientes pantallas donde transcurría la aventura.

Algunos podrían pensar que el juego no traspasó las fronteras japonesas debido a no contar con la suficiente calidad, aunque otro hecho se aproxima bastante más a la realidad, dado que los distribuidores decidieron hacer caso omiso del título en gran medida porque se trataba de un RPG de corte tradicional, amén de que no supieron – o no quisieron – ver el posible negocio derivado de su comercialización en los mercados occidentales.

No en vano, no resulta una incongruencia pensar que si la serie gozaba de cierto éxito por aquel entonces, lógicamente el juego también lo haría.

Por no destacar el cuestionable argumento de su calidad, fuera mucha o poca, pues de lo contrario difícilmente hubieran sido distribuidos por estos lares algunos paupérrimos programas basados en el universo Dragon Ball de Bandai, y que continuaron vendiéndose de forma notoria tan sólo porque Goku y compañía hacían acto de presencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.