SOBRE EL RECIENTE E3…

Super Mario Bros Pixel Art Nintendo 8 bit Xtreme Retro

Hasta los seguidores más entusiastas del apartado ferial de la industria, ese que son todo luces y colores, troquelados de corcho y papel de plata, han reconocido que las últimas conferencias del E3 han sido soporíferas.

Novedades en hardware poco sustanciosas y un rosario de títulos potentes, claro que sí, pero que contemplamos entristecidos cómo no paran de repetir esquemas manidos y exprimir series consagradas.

La diferencia creativa entre los dorados ochenta y la década actual está en que, en aquella época, se creaban iconos a una velocidad de espanto.

Las películas, los tebeos, la televisión esculpían ídolos pop con cadencia semanal, y eso se ha perdido.

En los videojuegos, ese fértil periodo creativo se prolongó durante los noventa, una década cuyo ocio interactivo nos martilleó las sienes con una potencia que tardará en disiparse.

Pero repasamos la ristra de novedades en la feria y vemos explotación y refritos, falta de ideas y mucho subirse a vagones de modas que no se sabe cuánto aguantarán en el volátil candelero de la actualidad del sector.

¿Cuánto hace que los videojuegos no crean un mito a la altura de los clásicos?.

Y mientras, en una galaxia muy lejana, algunos títulos independientes se llevan toda la atención mundana y las notas más altas.

Unas notas que, como todas, no tienen un valor numérico real, pero sí una clara marca simbólica.

Y muy clara: en los años que llevamos con vosotros, no habíamos visto nada igual.

Justo lo contrario que nos pasa con este tipo de ferias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.