SONIC ARCADE

También conocido como Sega Sonic the Hedgehog, el juego fue desarrollado por el célebre Sonic Team y lanzado en la placa arcade System 32 que tan buenos resultados estaba dando en los salones recreativos, en el año 1993.
.

Como dato curioso, existen un total de tres versiones y un prototipo del programa, si bien las diferencias entre ellas a duras penas son apreciables.

.
Durante la partida, los jugadores pueden seleccionar un total de tres personajes distintos. Sonic el erizo, el protagonista indiscutible de la saga que además le presta su nombre al juego, Mighty el armadillo, que hizo su primera aparición en el universo de Sonic en este título, y finalmente Ray la ardilla voladora, que era el prototipo de lo que finalmente vino a ser Tails, el mejor amigo del erizo. Ese es el motivo por el cual Ray sólo ha hecho acto de presencia en este programa antes de caer en el limbo del olvido.

.
La historia es bastante simple. En ella se relata como finalmente el Dr. Robotnic consigue atrapar a los tres personajes y los encierra en una isla que se encuentra bajo su control, que utiliza a modo de fortaleza.

.
Una vez dentro, sin embargo, los protagonistas consiguen escapar por lo que tendrán que sortear toda clase de trampas a fin de conseguir alejarse con vida de los dominios del malvado científico.

.
De este modo, es posible controlar a los tres personajes de forma simultánea, con una interfaz de juego algo singular. Mediante una rueda que hace las veces de joystick y un único botón, controlaremos la totalidad de las acciones de Sonic, Mighty o Ray, que cuentan con idénticas habilidades.

.
Otro dato curioso a tener en cuenta es que este fue el primer juego de la franquicia en que se incorporaron voces y diálogos para los personajes, además de ser el primero en disponer de niveles de hielo, que a partir del Sonic 3 fue un tema recurrido en la saga, con aquella fabulosa pantalla de Ice Cap Zone que seguro recordarán muchos jugadores.

.
Inicialmente, se pensó en incluir este juego en el recopilatorio del Sonic Gems Collection, donde si aparecía otro juego de recreativa protagonizado por el inigualable personaje, Sonic the Fighters, aunque finalmente se descartó la idea por plantear pequeños problemas con el sistema de control. Pero por fortuna, si es posible disfrutar de las bondades del título gracias a programas como el MAME.

.
El juego en sí, es tremendamente adictivo, con unos niveles con vista isométrica que en parte recuerdan al Sonic 3D, el último título del erizo en Mega Drive, aunque muchísimo más jugables y divertidos que este.

.
La duración no es demasiado elevada, pero su dificultad es muy superior a lo que estamos acostumbrados, dado el sistema para el que estaba enfocado, aunque por fortuna es altamente rejugable e invita a colaborar con varios amigos para superar la aventura.

.
La meta primordial es la de finalizar cada uno de los niveles intentando no perecer en el intento, como era de esperar, aunque dado el diseño de los mismos pensados para desviarse del concepto de las plataformas habituales en las que todo se basa en correr hacia adelante en el menor tiempo posible, supondrá una gran hazaña. Especialmente en las últimas fases, donde la muerte os espera al final de cada tramo.

.
No hay una gran variedad de enemigos, aunque los peligros repartidos por el escenario son abundantes, e incluyen desde rocas gigantes cayendo hasta flujos de lava desbordados, pasando por estalactitas traicioneras, tornados y muchos otros.

.
Cada pequeño fallo cometido, como por ejemplo caerse desde un precipicio, no resta una vida de forma directa, sino que irá mermando la barra de salud de la que dispone el personaje, que será posible recuperar mediante la recolección de anillos que se encuentran dispersos por los escenarios, o bien ocultos dentro de una gran cantidad de objetos destruibles, por lo que será necesario interactuar con los elementos del decorado en la mayor brevedad de tiempo posible a fin de recoger la mayor cantidad de estos preciados objetos.

.
Al finalizar cada uno de los niveles se procederá a contabilizar el total de los anillos recogidos, que resulta ser una tarea bastante más complicada de lo que cabría esperar a priori, pues rara vez conseguiréis alcanzar más de la mitad del total de anillos disponibles.

.
El juego cuenta con apenas un solo enemigo final, que aparece a mediados de la aventura, pero que esto no os confunda, pues la dificultad del título, salvo en los primeros niveles, es ciertamente elevada.

.
Y es que a partir de mediados del cuarto nivel os costará bastante avanzar sin que os quiten vida con cada una de las trampas que nos tiene preparadas el infame Dr. Robotnic.

.
En la máquina original existían un total de tres palancas, o más bien, trackballs con las que controlar a los personajes.

.
Por lo que en función del color elegido el jugador pasaba a controlar a uno u otro personaje, siendo el color azul el que representaba a Sonic, el rojo para Mighty (una primera toma de contacto con el personaje de Knuckles quizás? Aunque es poco probable puesto que al idear el primer juego, buscando un personaje que se hiciera bola para derribar a sus enemigos, ya se pensó por entonces en un armadillo o bien un erizo), y finalmente el color amarillo que representaba a Ray.

.
Por supuesto, todos los personajes se controlan de forma idéntica, y carecen de movimientos únicos, como destaqué con anterioridad.

.
Para los amantes de las rarezas, he aquí los actores que prestaron su voz a los distintos personajes que hacen aparición en la aventura.

.

Sonic el erizoTakeshi Kusao.
Mighty el armadilloYousuke Nomata.
Ray la ardillaHiroko Yoshino.
Dr. RobotnicMasahiro Sato.

En conclusión, un juego altamente recomendable para los seguidores del erizo, y también para los jugadores que gusten de las aventuras de desarrollo clásico salpicadas de acción a raudales, que cuenta con un acabado gráfico de lujo cargado de todo tipo de efectos, como transparencias, explosiones, detalles divertidos como los que se producen con las caidas, y una jugabilidad notable, si bien se ve un poco empobrecida al jugar con un pad convencional en lugar de la trackball para la que estaba diseñado el juego, aunque no llega a suponer un inconveniente en absoluto.

El mayor problema del juego radica en su corta duración, pues si bien jugando en recreativa era prácticamente imposible terminarlo, por culpa de su altísima dificultad, jugando con programas como el MAME la historia cambia, pues el disponer de créditos infinitos facilita enormemente esta ardua labor, pudiendo terminar el título en unos veinte minutos o quizá incluso menos.

.
Un juego corto, pero muy intenso, que sabrá satisfacer vuestros deseos de acción y plataformas y a buen seguro cumple con su cometido, el de divertir y entretener, hecho que logra con creces.

.
Y a fin de cuentas, esa es una de las metas de cualquier videojuego. Más aun si hablamos de títulos de un marcado componente clásico, donde la jugabilidad era prioritaria al nivel gráfico, dos apartados que no desmerecen en Sonic Arcade.

Muy recomendado por Old School Generation.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.