SONIC DRIFT 2

Repitiendo la fórmula del clásico Super Mario Kart, al que plagia con cierto descaro, aunque favoreciendo para la ocasión el uso del derrape como mayor novedad añadida, Sonic se propuso volver a hacer las delicias entre los afortunados usuarios de Game Gear.


No obstante, el mayor acierto de este magnífico programa de conducción radica en su genial ambientación, potenciada por el carisma intrínseco de sus participantes.
.


Tristemente, la primera entrega de Sonic Drift no dispuso de distribución alguna en nuestro país, aunque por fortuna la compañía desarrolladora se propuso enmendar este craso error ofreciendo a los fans aquello que demandaban con ahinco, y erradicando a su vez esa pequeña carencia en el selecto catálogo de la consola portátil de SEGA, que a excepción de esta serie de juegos no llegó a contar con dignos representantes pertenecientes al singular género de los karts.


Sea como fuere, pese a que la popular mascota azulada prescinde aquí de las usuales plataformas, lo que no ha variado un ápice es su loable puesta en escena, que cuenta con un nivel de detalle para los distintos escenarios – basados a su vez en las pantallas originales – cuanto menos digno de mención.


Como es lógico, la meta del veloz erizo y sus compañeros de reparto – siete en total – consistirá en finalizar cada circuito en primera posición, alcanzando así el ansiado podio en el que aguarda una de las poderosas esmeraldas del Caos.







Huelga decir que a lo largo de cada carrera abundarán cuantiosos ítems de todo tipo y pelaje, tal como dictan los cánones, capaces de dar un nuevo rumbo a la competición, manteniendo así el interés constante durante todo el trayecto.


Sin embargo, los objetos más codiciados continuarán siendo las anteriormente citadas esmeraldas, que a su vez determinan los tres tipos de circuitos posibles.


Y para finalizar he aquí el mayor aliciente del cartucho, pues permite pugnar con otro poseedor de Game Gear gracias a las bondades del cable Gear to Gear, al que ya pocos recordarán a estas alturas de los tiempos.

RESUMIENDO

Sonic se desmarca de sus tradicionales episodios para ofrecer a sus seguidores un concepto de juego diferente, aunque sobradamente explotado en otras consolas de la competencia.

No obstante, las aventuras del erizo durante la época de los 8 y 16 bits son sinónimo de calidad y buen hacer, y esta de aquí no es una excepción.

Buena prueba de ello se encuentra en sus múltiples circuitos, 18 en total y de un diseño sobresaliente por añadidura, además de una elevada cifra de competidores de probada agresividad al volante que dificultarán el avance en su justa medida, sin llegar a desanimar en momento alguno, enfatizando por tanto la competitividad vigente durante el progreso de cada carrera.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.