SONIC EDUSOFT

Este se trata sin lugar a dudas de uno de los títulos más desconocidos por el público general de todos en cuantos ha participado el erizo azul.

Desarrollado por Tiertex en el año 1.991, el juego iba a ser editado por le célebre compañía U.S. GOLD, que por aquel entonces gozaba de un trato y relación excelente con la empresa nipona, y estaba destinado para la Master System, la consola doméstica de 8 bits de SEGA.

Sin embargo, el juego fue cancelado y su existencia pasó inadvertida hasta hace relativamente pocos años.

La estructura y desarrollo de este peculiar título se basaba en un mapa central por el que Sonic debía moverse para alcanzar un total de 15 niveles, donde se formulaban diversos problemas que el jugador precisaba solventar en la menor brevedad de tiempo posible.

A grandes rasgos, las cuestiones que planteaba el juego consistían en una serie de problemas matemáticos, donde las sumas, restas, multiplicaciones y divisiones estaban a la orden del día; y lingüísticos, que una vez resueltos, permitían el libre acceso a nuevas áreas del extenso mapeado.

Tratando de conservar el espíritu que ya hizo famoso al erizo en su primer título para Mega Drive, el acceso a los distintos niveles se planteaba como una competición contra los engendros mecánicos del pérfido Dr. Robotnik y otros animales, debiendo vencer a estos en singular duelo, siempre orientado hacia las carreras donde la velocidad era la clave del éxito.

Sin embargo, el movimiento del personaje dista mucho de aquello a lo que nos tiene acostumbrados en la práctica totalidad de sus aventuras, pues para tomar una posición ventajosa era preciso contestar de la mejor forma posible a una serie de problemas que planteaba el juego, siendo este el determinante de si avanzábamos o por contra perdíamos velocidad cediendo el paso a nuestro adversario en funciones.

Para afrontar la aventura con garantías, además de los ejercicios matemáticos o numéricos, el jugador se veía obligado a formar palabras tomando como referencia una serie de letras iniciales, e incluso sencillos acertijos de fácil solución.

La parte negativa es que el título se encuentra disponible tan solo en lengua sajona, algo habitual en aquellos años, lo que puede ser un claro inconveniente a la hora de resolver estos pequeños retos.

Por fortuna, a modo de premio y tratando de incentivar el avance a través de las distintas fases, se incorporaron una serie de minijuegos más directos y que no precisaban de complejos problemas ni de monótonos juegos de palabras, con un enfoque claramente arcade, que los convertían en la parte más divertida del programa en su totalidad.

Para los amantes de las curiosidades, este juego se servía de los sprites del primer Sonic de Mega Drive, el único juego de Sonic disponible hasta la fecha, pues las homónimas versiones realizadas por SEGA para Master System y Game Gear tardaron algunos meses más en estar disponibles.

No deja de sorprender que se tomen como referencia los gráficos de Mega Drive, adaptándolos a la menor paleta de colores de que disponían las consolas de 8 bits, en lugar de recurrir a un nuevo diseño, tal como hizo SEGA para transladar las virtudes del personaje al resto de sus plataformas.

Tristemente, pese al carisma del erizo, Sonic Edusoft resultó un programa sin grandes pretensiones, cuyo mayor logro era poner en escena a la laureada mascota de SEGA, y servirse de las buenas ventas del título de 16 bits para repetir su éxito en una consola de menor potencia, con un cartucho claramente enfocado hacia los más pequeños de la casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.