SONIC EN SU PASO POR LOS 8 BITS

Pese a que existe la creencia generalizada de que la versión de Sonic disponible para Master System, y por ende para Game Gear, se trataba de un título capado respecto al juego desarrollado para Mega Drive, la realidad es bien distinta, pues SEGA trató de adaptar el personaje a las características propias de estas plataformas de 8 bits.

Sonic nació, en palabras de los directivos de la empresa nipona, con la finalidad de ser el equivalente a Mickey Mouse para la Disney, si bien lo que realmente tenían en mente a la hora de formular estas palabras parece ser que era en realidad el equivalente de Mario para Nintendo.

Tratando de exprimir el rápido procesador de Mega Drive, se diseñó un juego de plataformas donde primara la velocidad, con un personaje carismático y moderno capaz de desbancar al simpático fontanero.

No fue casualidad que Sonic luciera un peinado siguiendo las últimas tendencias, portara unas llamativas zapatillas rojas, y fuese impaciente, incluso malhumorado si cabe, pues dotaron a su mascota de unos rasgos bien definidos, que contrastaban en gran medida con los matices que hicieron famoso al bueno de Mario.

Fue tal la velocidad de la que hacía gala el título para los años que nos ocupan, que al propio Yuji Naka le pareció supersónico, de donde aparentemente se deriva su nombre.

Sin embargo, Master System no disponía de la capacidad para mover grandes escenarios a velocidades de vértigo, por lo que decidieron dotar al programa de un desarrollo más sosegado, dando especial prioridad a las plataformas y a la habilidad del jugador para superar los diferentes obstáculos que se interponían en su camino.

Llegaron incluso a acentuar esta filosofía en los niveles donde el scroll lateral avanzaba lenta pero inexorablemente, zonas en las que abundaban los saltos ajustados e incluso hicieron acto de presencia una suerte de puzzles al final del juego, donde el jugador debía seleccionar las puertas adecuadas que le permitieran seguir avanzando.

Las fases más vertiginosas quedaron de este modo relegadas a las pantallas de bonus, de menor tamaño, aunque no menos divertidas que el resto de niveles disponibles.

Compartía con la versión de 16 bits un excelente control y una dificultad asequible que permitía dar por finalizada la aventura sin demasiadas complicaciones.

A nivel visual, los desarrolladores supieron exprimir el hardware de Master System, una consola técnicamente superior a la NES, dotando al juego de un colorido digno de mención, y unos sprites realmente trabajados, que no deslucen en la actualidad, lo que ya da una buena muestra de la calidad que atesora el programa.

Otro de los apartados donde este juego destacaba por encima de sus competidores, era sin duda en su sobresaliente banda sonora, considerada entre las mejores dentro de la prolífera saga, pese a que los títulos de Sonic, más aun si nos referimos a los primeros, siempre se caracterizaron por disponer de unas melodías realmente magistrales donde las haya.

ALGUNOS DETALLES CURIOSOS DE ESTA VERSIÓN

A diferencia de Mega Drive, los anillos tan solo nos protegen una vez, pues al ser golpeados los perdemos todos, sin posibilidad alguna de recuperarlos.

Dejaron claras sus intenciones, que daban prioridad a las plataformas en detrimento de la velocidad, pues durante todo el juego apenas aparecía un solo potenciador de velocidad que estaba localizado en el primer nivel.

Un detalle relativamente poco conocido, es que el primer juego de Sonic desarrollado para esta consola no fue creado por SEGA, sino por U.S. Gold, dando a luz a un título de corte educativo que respondía al nombre de Sonic Edusoft, que llegó a incluirse en algunos de los packs de Master System 2 en la memoria interna de la máquina, aunque por fortuna no tardaron en incluir el añorado Alex Kidd in Miracle World.

Existen, además, algunas diferencias significativas entre las versiones de Master System y Game Gear.

Como todos los seguidores habituales a esta página saben, Master System disponía de mayor resolución, pero la paleta de colores de Game Gear era superior a esta, detalles que se vieron reflejados en los respectivos juegos.

Además, por motivos evidentes, el campo de visión del escenario era mayor en Master System que en Game Gear, que disponía de una pantalla de menor tamaño.

En el primer nivel, los precipicios están señalizados con signos de peligro en la versión portátil, unos rombos de color amarillo, que no hicieron acto de presencia en Master System.
En Jungle Zone el scroll obliga a Sonic a subir de forma incesante. Esto era así en Master System, lo que dificultaba en gran medida el avance, penalizando los errores cometidos con los saltos, a diferencia de Game Gear, donde si era posible bajar de nivel.
Algunos mapeados difieren, como en el caso de Laberynth Zone, donde incluso se ha cambiado la localización de la Esmeralda del Caos.
.

.

. .

.

.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.