SONIC GEMS COLLECTION

Tras incontables años de abrumadora espera, SEGA decidió poner punto y final a innumerables súplicas de los aficionados al incluir en su último recopilatorio el maravilloso Sonic CD, una obra maestra de la programación que vio la luz allá por el lejano 1.993 en el desperdiciado Mega CD, aquel mítico add-on de Mega Drive.

En unos años de encarnizada competencia entre SEGA y Nintendo, el maestro Yuji Naka dejó bien claro que son los buenos juegos aquellos que hacen grande a una consola.

Un apartado gráfico sencillamente excepcional, engalanado por un estupendo uso del color, scroll parallax a la enésima potencia y correctos degradados; la jugabilidad del primer episodio y una banda sonora digna de toda loa y alabanza conformaban una joya que, incluso después de tanto tiempo, sigue cautivando a propios y extraños, pese a venir envuelta en el recopilatorio que nos ocupa.

Y es que, mal nos pese, la versión adjunta es la americana y no la japonesa, lo que equivale a la pérdida de unas melodías que forman parte de la identidad propia del programa.

Quienes hayan jugado con el Sonic CD original no tolerarán este apartado, pues las magistrales composiciones japonesas han sido sustituidas por modestos cortes con algún escaso destello, que simplemente acompañan a la acción.

Por ello no resulta aventurado decir que sigue siendo un juego de culto, pero en esta ocasión cuanto menos descafeinado.

El resto de títulos incorporados merecen aquí tan sólo una mención, si bien resulta igualmente gratificante perderse por los fantásticos mundos tridimensionales del añorado Sonic R, y deleitarse con la conversión pixel perfect del laureado arcade Sonic The Fighters.

Tristemente, las entregas de Game Gear no han salido tan bien paradas, pues su jugabilidad se resiente en la gran pantalla.

Para bien o para mal, el interés de este compacto recopilatorio se centra en los mismos juegos de siempre, aunque una vez superados el Sonic CD y Sonic The Fighters probablemente un gran numero de usuarios se olvidarán de todo lo demás.

Al menos siempre cabe la posibilidad de acceder al museo y desbloquear sendas ilustraciones.

DESPIDIENDO A YUZO KOSHIRO

Los soberbios Streets of Rage y Bonanza Bros se quedaron reservados para el afortunado público nipón.

Su ausencia fue suplida en el resto de mercados por un discreto Vectorman.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.