SONIC JAM

El título que nos ocupa se trata a grandes rasgos de una magistral recopilación para Saturn de los cuatro Sonic disponibles en Mega Drive, si no tenemos en cuenta el popular Sonic 3D, que ya dispuso de una versión para esta misma consola.

Una vez aclarado este pequeño detalle, es el momento de tratar algunas de las incontables virtudes que atesora esta loable creación del inigualable Sonic Team, cuyo mayor inconveniente radica en el hecho de no incorporar al sublime Sonic CD.

Os aguardan obras maestras atemporales, como es el caso del primer Sonic the Hedgehog, junto con aquella maravilla que resultó el Sonic 2, y uno de los mejores juegos de plataformas de la etapa de 16 bits, Sonic 3, sin olvidar al célebre Sonic & Knuckles.

Y a estas obras lúdicas imperecederas, había que sumarle el loable Sonic World, convirtiendo a este CD en un objeto de deseo para los seguidores del erizo azul que fueran usuarios de Saturn, independientemente de si en su día participaron de la magia de los originales o no.

Fue tal la fidelidad con la que se adaptaron los cartuchos, que incluso era posible ejecutar los mismos trucos, por todos de sobra ya conocidos a estas alturas, y tratando de mejorar lo presente el equipo de Yu Suzuki se permitió el lujo de añadir suculentos extras que no estaban disponibles en los originales, como es el caso del movimiento del Spin Dash en el primer Sonic.

Una rareza que tan solo es posible disfrutar en esta versión, pues en el resto de recopilatorios aparecidos hasta la fecha se volvió a suprimir el movimiento respetando siempre al programa original.

Por supuesto, también se tuvo a bien incluir la totalidad de manuales, en formato digital eso si, que venían de serie con los juegos, siendo posible ampliarlos y reducirlos a placer.

No deja de chocar la gran diferencia plausible entre los manuales japoneses, rebosantes de alegres colores y repletos de guiños gráficos, con respecto a los americanos e incluso a los europeos, dotados de unas insulsas páginas carentes de color y ciertamente desafortunados, aunque eso sí, con al menos media docena de idiomas en cada hoja, incluídos algunos de difícil explicación dado el escaso volumen de negocio disponible en dichos países.

Aquellos que se cuenten entre los coleccionistas del incomparable y carismático erizo azul, tienen a su disposición además una serie de extras que prometen hacer las delícias de los aficionados, ya sean galerías de ilustraciones, vídeos de diversa índole y temática, completas bases de datos, e incluso los que recelen de las 2D siempre podrán exprimir en mayor medida el Sonic World, un complejo escenario en plenas 3D, que salvo por sus reducidas dimensiones nada tenía que envidiar al sobresaliente Mario 64, en el que era posible participar en las más variadas pruebas contrareloj, además de recorrerse sendos museos que habían esparcidos por el mapeado.

No en vano, es tal la calidad gráfica que atesora este peculiar universo que resulta imposible no formularse una pregunta al respecto, por qué SEGA no llegó a lanzar un título en 3D basado en las andanzas del veloz erizo, aunque por fortuna siempre quedará el consuelo del potente Sonic R, desarrollado por Traveller’s Tales que ya pudo contar por entonces con el apoyo del Sonic Team, cuya banda sonora por cierto rozaba la excelencia.

Lo más destacable de este Sonic Jam, sin lugar a dudas, es que se le brindaba al usuario la ocasión de revivir los mejores momentos de la mascota de la compañía, el erizo más veloz de todos los tiempos, y todo ello en un único CD, cuya existencia estaba de sobra justificada.

Veamos algunas de las bondades que encierra en su interior este competente compacto recopilatorio.

SONIC THE HEDGEHOG

Un título de culto. Amar a las plataformas es sinónimo de amar a esta obra maestra, donde la mejor jugabilidad y acompasadas melodías se funden en un juego de gráficos entrañables. Una delicia para los sentidos.

SONIC 2

Más vertiginoso que el primero, este juego supuso la primera toma de contacto de Tails con el universo propio del erizo azul, además de la aparición en escena del poderoso Super Sonic. Es precioso, divertido como pocos, largo, y hace gala de una jugabilidad soberbia. Poco más se le puede pedir.

SONIC 3

Una nueva obra maestra que hizo las delicias de los usuarios de Mega Drive, que llegaba a superar en gráficos al irrepetible Sonic CD, lo que ya da una buena muestra del talento que atesoraba el cartucho.

SONIC & KNUCKLES

Un juego que seguía la estela del Sonic 3, pudiendo ser considerado como una recopilación de fases desechadas de este. Por fortuna, una vez ensamblados ambos cartuchos, la aventura ganaba muchísimos enteros, siendo uno de los títulos más potentes de su época, lo que no es decir poco precisamente.

MOVIE THEATER

Aquí os aguardan una fantástica colección de vídeos donde Sonic y sus compañeros de reparto son los inconfundibles protagonistas. Entre ellos, es preciso destacar la intro y el final del Sonic CD diseñada por Toei nada menos, que fueron los encargados de adaptar las aventuras de Dragon Ball a la pequeña pantalla; ovas, anuncios de televisión, y un largo etcétera.

MUSIC SHOP

Un sencillo menú en el que podréis reproducir la totalidad de melodías y efectos disponibles en los cuatro Sonic de Mega Drive y, como no podía ser de otra forma, también del Sonic World.

HALL OF FAME

Se trata de una completísima base de datos en la que se ha recopilado de forma exhaustiva todo tipo de información referente al erizo azul, incluyendo sus apariciones tanto en Master System, como en Game Gear, e incluso en máquinas arcade.

Toda la historia del fenómeno Sonic hasta finales del año 1.997 recopilada en un único lugar. Imprescindible para los fans de una de las mascotas más queridas de todos los tiempos.

EXTRAS

A modo de curiosidad, era posible introducir el CD en cualquier PC o Macintosh y conseguir de este modo cuatro elaboradas ilustraciones con las que decorar vuestro fondo de escritorio.

RESUMIENDO: UN MERECIDO HOMENAJE

A nivel visual, el título resulta una pequeña maravilla. Pasando por los gráficos en 2D del primer Sonic hasta llegar al potente 3D del Sonic World. Este apartado puede calificarse de apasionante, al igual que su irremplazable protagonista.

Y tratándose de un recopilatorio de los primeros juegos de Sonic, el apartado sonoro tenía que ser forzosamente sobresaliente. Las músicas de los juegos originales conseguirán reclamar vuestra atenciones sin mayor dilación, y la del Sonic World es más que correcta. No todo es perfecto sin embargo, pues los sonidos FX siguen siendo los mismos que ya estaban presentes en los cartuchos de Mega Drive, y en el nivel de Sonic World pretenden imitarlos sin disimulo alguno, de modo que no le sacaron mayor rendimiento a la 32 bits de SEGA en un apartado que podía haber dado más de sí.

Y en cuanto a la jugabilidad, qué os voy a decir. Desde sus comienzos, Sonic siempre fue sinónimo de la mejor jugabilidad, hasta bien entrada la etapa de los 32 bits en la que el personaje perdió fuelle, y esta característica es particularmente memorable en el primer título de la franquicia.

Algunos usuarios que esperaban un juego más innovador le dieron a espalda a este Sonic Jam, sin embargo, resulta imposible no reconocer las virtudes de un CD en el que se consagró la trilogía de Sonic, incluyendo el Sonic & Knuckles, al que le añadieron una completa base de datos, ilustraciones como para parar un tren, sendos vídeos y un elaborado mundo tridimensonal muy en la línea de Mario 64. Mejor que muchos otros títulos comercializados ese mismo año, con toda certeza, es.

El Sonic Team se merece sin embargo un pequeño tirón de orejas por no haber incluído esa obra maestra de la programación que responde al nombre de Sonic CD, que supone una referencia ineludible dentro de la prestigiosa y galardonada saga.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.