SONIC RUSH

Probablemente existen diversos grupos de talento variable dentro del legendario Sonic Team.

Algunos de ellos realmente eficaces – basta con ver las diferentes entregas de Sonic en Game Boy Advance para darse cuenta de ello -, y otros cuanto menos ineptos – que a grandes rasgos firmaron episodios tan lamentables como Shadow the Hedgehog y, en menor medida, el polémico Sonic the Hedgehog disponible para XBOX 360 y PlayStation 3 -.

Pero también resulta posible extraer otra lectura de los anteriores capítulos, y es que Sonic jamás debería haber renunciado al clásico desarrollo en 2D.

Sea como fuere, la triste realidad es que desde el lanzamiento de aquel excelentísimo Sonic CD para el malogrado Mega CD, el veloz erizo supersónico no había protagonizado excesivos títulos tan divertidos, trepidantes y adictivos como este que aquí nos ocupa, bautizado para la ocasión como Sonic Rush.

La entrañable mascota de SEGA corre a una velocidad de vértigo de una pantalla a otra en Nintendo DS, desafiando los reflejos del afanado jugador a través de cientos de loopings y rampas cada vez más accidentadas, en una carrera desenfrenada donde el único reposo posible – por llamarlo de algún modo – vendrá precedido por un funesto y poderoso jefe final.

Respecto al apartado técnico, cabe destacar que el personaje principal está recreado mediante polígonos, y dotado de una animación lo bastante fluida, aunque carece del carisma del que hacían gala sus antepasados.

Por fortuna el scroll es perfecto, y se ve ensalzado por los saltos constantes de una pantalla a otra.

Como no podía ser de otro modo, esta acción tan exaltada viene acompañada de una competente banda sonora, en la que se mezclan con cierta maestría algunos ritmos techno con otros acordes más clásicos, y el resultado es, sin lugar a dudas, lo bastante pegadizo.

No obstante, no puede competir en igualdad de condiciones con las numerosas entregas de 16 bits, en especial si nos referimos al inimitable Sonic CD.

Sin embargo, la jugabilidad si resulta equiparable a los añorados episodios de Mega Drive, pese a la discutible novedad de las dos pantallas.

Esto se traduce en una velocidad endiablada y rutas alternativas donde elegir, al tiempo que se van recolectando centenas de anillos dorados.

Con todo, aquellos usuarios menos experimentados en la saga podrían acusar las limitaciones impuestas por un desarrollo tan manido y las consabidas 2D; aunque no es menos cierto que esto equivale, ni más ni menos, al progreso habitual en la práctica totalidad de juegos de los que ha participado el erizo durante sus mayores años de gloria.

Una mecánica, dicho sea de paso, que no deja lugar para posiciones intermedias: se ama incondicionalmente, o por contra se aborrece con cierta facilidad.

En mi caso, no es ningún secreto, le declaré todo mi amor a la franquicia desde aquel inolvidable verano de 1.991.

Un amor que, aún después de tantos desengaños, me sigue proporcionando incontables motivos de felicidad.

No en vano, con capítulos así el laureado Sonic Team consiguió devolver, aunque fuera fugazmente, todo su esplendor a la célebre mascota azulada.

A destacar la opción de rejugar la historia desde la perspectiva de un segundo personaje, y los apasionantes duelos que enfrentan a dos aficionados, incluso con un único cartucho.

Todos estos detalles conseguirán alargar vuestro interés por el programa, pese a haberlo completado.

En el lado opuesto de la balanza se encuentra un uso irrisorio de la pantalla táctil, dadas las características de la portátil, tan sólo disponible durante las escasas fases de bonus.

LOS ENGENDROS MECÁNICOS DEL DR. EGGMAN

Durante breves instantes cesaréis vuestra alocada carrera para enfrentaros contra el pérfido Dr. Eggman – popularmente conocido como Robotnik -, y sus mortíferas creaciones.

BLAZE, UN NUEVO PERSONAJE

Esta fue la presentación en sociedad de Blaze, una intrépida felina que se incorporó a la creciente familia de Sonic y compañía.

Podréis recurrir a sus servicios una vez superada con éxito la primera misión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.