SONIC Y LOS ANILLOS SECRETOS

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-pixel-art-xtreme-retro

Creedme si os digo que pocas veces he estado más receptivo hacia un juego que con este Sonic y Los Anillos Secretos.

Después de sufrir con Sonic The Hedgehog en Xbox 360 y PS3, ansiaba, necesitaba, me desesperaba por comprobar si finalmente este Sonic de Nintendo Wii estaría a la altura del personaje.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-4

Los fanáticos del erizo azul hemos vivido años muy duros, en los que hemos apechugado con torpedos del calibre de Shadow The Hedgehog, y nuestro único refugio han sido las entregas para las portátiles de Nintendo, porque ni siquiera el Sonic Rivals de PSP dejó buen sabor de boca.

Por eso, mis expectativas hacia este juego eran grandes.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-12

Para empezar, porque no era una conversión del Sonic The Hedgehog de Xbox 360 y PS3, y porque SEGA prometía combinar la peculiar forma de jugar con Wii con la velocidad y la espectacularidad de los Sonic clásicos.

Con el mando de Wii entre las manos, y tras soportar uno de los tutoriales más plomizos que he visto en mi vida – aunque dolorosamente necesario para entender la singular forma de manejar al erizo – me lancé a la caza del anillo con la misma ilusión con la que introduje en su día el cartucho del primer Sonic en Mega Drive.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-22

¿La impresión que me dio el juego?.

Hacía mucho tiempo que no veía un Sonic tan vertiginoso y de mecánica tan directa como éste, pero casi arrojo el Wiimote contra el televisor la quinta vez que acabé en el vacío por culpa del atípico control del erizo.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-17

Para explicarnos, manejar a Sonic – al margen de controlar su dirección girando el Wiimote en un sentido u otro – es como conducir un vehículo sin soltar el acelerador.

Él tira para adelante, y aunque siempre puedes detener su marcha pulsando el botón 1, ni sueñes con darte la vuelta o girar la cámara hacia donde has venido.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-6

No podrás.

Sólo le harás caminar hacia atrás inclinando hacia ti el Wiimote.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-2

Pero claro, eso es como ir marcha atrás en un coche sin retrovisor, por lo que el drama está servido si acabas de sortear tres enemigos pero te has olvidado algún ítem importante o ese trampolín que te habría llevado a una zona nueva.

Parece una chorrada, pero no lo es cuando tienes que afrontar misiones que te exigen liquidar a todos los enemigos del nivel.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-20

En cuanto se te escapa uno, ya sabes, a paso de tortuga marcha atrás en busca del maldito.

Esto acaba lastrando el ritmo frenético que SEGA quería imponer al juego, pero más nos vale ser pacientes, porque a partir del segundo escenario, Dinosaur Jungle, la cosa se anima.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-5

Empiezan a presentarse huidas al estilo de los Sonic Adventure para Dreamcast – en el que una estampida de triceratops sustituye al camión -, y cámaras que van más allá de la espalda del personaje.

Los ligeros toques de RPGSonic acumula puntos de experiencia y puede ir combinando diferentes poderes en el anillo -, son bienvenidos, aunque no afectan demasiado a la mecánica del juego.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-16

Sin ser la maravilla que los fans de Sonic seguíamos esperando – con la vana esperanza de plantar cara a Mario, como en los viejos tiempos -, Sonic y Los Anillos Secretos plantea buenas ideas.

La más notable de todas es que supone un retorno al desarrollo clásico de los Sonic, consistente en recoger anillos y liquidar enemigos.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-3

Que el Sonic Team se deje de una vez de incorporar cuchufletas aventureras, y apueste definitivamente por recuperar las plataformas puras y duras.

Sonic siempre ha sido sinónimo de velocidad, y así es como le queremos ver siempre.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-21

Y lo demás son chorradas.

UN PIONERO EN CORRER HACIA ADELANTE

Nada más ver en movimiento este Sonic y Los Anillos Secretos, a uno le viene el recuerdo de la famosa fase de bonus del Sonic the Hedgehog 2 para Mega Drive.

En aquel lejano 1.992, Sonic y su nuevo amigo Tails ya nos demostraron como sería un hipotético Sonic en tres dimensiones.

sonic-the-hedgehog-2-sega-genesis-mega-drive-bonus-stage-xtreme-retro

Eso sí, el efecto 3D, visto hoy en día, más que vértigo, provoca risa.

MINIJUEGOS PARA DAR Y TOMAR

En Sonic y Los Anillos Secretos no todo consistirá en trotar como un mastuerzo.

Dispondrás de 40 minijuegos diferentes para ser disfrutados en solitario – contra la máquina – o frente a tres jugadores más.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-18

En todos ellos, se aprovecha al máximo las posibilidades que ofrece el Wiimote, ya sea remando, jugando al minigolf o al baseball, disparando, inflando un globo gigante o haciendo caída libre con una sombrilla.

I LOVE BIODRAMINA

Sonic no teme a la velocidad, ni a la pérdida de dientes.

No temas llorar al morir una y otra vez: al final conseguirás controlar al erizo.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-14

EN SÍNTESIS

Sonic prometió aprovechar las virtudes de Wii en este juego, y ha cumplido.

No ofrece demasiada libertad de acción, salvo correr hacia adelante como un poseso, pero es más divertido – y jugable – que el Sonic the Hedgehog de Xbox 360 y PS3.

sonic-and-the-secret-rings-nintendo-wii-sega-xtreme-retro-13

Aún así, seguíamos esperando ese gran Sonic que le devolviera al personaje el puesto que sin duda merece.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.