SPACE CHANNEL 5

El fecundo ingenio de Tetsuya Mizuguchi hizo posible el desarrollo de un complejo programa partiendo de una idea tan sencilla como la del popular juego de mesa Simón, aquel de las luces de colores que es necesario repetir en un orden concreto.

Sobre este pilar se fundamenta un título musical que rompiendo con los cánones establecidos dispone de un argumento propio muy sólido, cuyo desarrollo se torna magistral, sin nada que envidiar a otras grandes creaciones de renombre.

Esto fue posible en parte gracias a su espectacular puesta en escena, partiendo desde misma protagonista, Ulala, una reportera espacial que es la personificación misma del glamour, que junto con su gran atractivo y sus dotes ritmicas la llevaron hasta la cima del estrellato.

Y si encantadora es la heroína de esta historia, compiten con ella en protagonismo sus enemigos confesos, unos alienigenas que responden al nombre de Morolians, que hacen gala de una simpatía pocas veces vista en un videojuego.

Sin olvidar la importancia del elenco de personajes secundarios y, por supuesto, de unos jefes finales marchosos donde los haya, en los que cualquier parecido con un jefe final al uso será una mera coincidencia.

En lo que respecta a la premisa del programa resulta simple en su planteamiento, pero rica en matices.

El objetivo del usuario pasará por demostrar su cadencia y compás al tiempo que trata de liberar a sus congéneres humanos que han sido secuestrados, es un decir, por estos extraterrestres amigos de las pistas de baile que lucen sin complejo alguno una estética irresistible a la par de hortera.

Todo ello sin dejar de bailar ni por un instante y sin perder el ritmo.

Y así el desarrollo se torna ciertamente asequible, efectivo, adictivo y entretenido como pocos.

La mecánica del juego es la siguiente: Ulala avanza a través de los distintos escenarios cosechando gran audiencia con sus sinuosas danzas y desafiando a los Morolians que salen a su encuentro, para lo que el jugador deberá repetir concienzudamente la secuencia de botones que le propongan estos, que irá ganando en duración y rapidez, e incluso en cambios de ritmo que obligarán a agudizar el oído y los reflejos de forma progresiva.

Este singular proceso da lugar a algunos momentos tan entrañables como divertidos, de aquellos que perduran en la memoria con el paso del tiempo, como el sensacional enfrentamiento final que muestra en pantalla a la totalidad de personajes disponibles bailando alegremente al tiempo que suena el tema principal de su sobresaliente banda sonora, compuesta por unas melodías que destilan buen hacer y están plagadas de ritmos funky.

Mención especial para las coreografías y las elaboradas animaciones de todos los individuos que desfilan a través de la aventura, que contribuyen a realzar la acción de la mejor forma posible.

No es aventurado asegurar que ver bailar a esta reportera que ha conquistado los corazones de un gran número de aficionados es un verdadero deleite para los sentidos.

Pese a todo este derroche de virtudes existe un pequeño lunar que lacra gran parte de su atractivo, y es su efímera duración, pues el programa consta de apenas cuatro breves fases, haciendo posible finalizar el título en un número reducido de horas.

Si bien esta carencia se ve suplida en gran medida por el competente sistema del índice de audiencia, que invita a rejugarse las distintas fases añadiendo un determinado porcentaje a la cifra de que ya disponía cada una de ellas, que varía en función de los aciertos conseguidos imitando el movimiento de estos alienigenas aficionados a la música disco, haciendo posible acceder a nuevas zonas que antes permanecían ocultas y rescatar a un mayor elenco de compañeros de baile.

De modo que bien podría decirse que superar todos los niveles existentes no equivale en absoluto a haber completado el juego, prolongando así su duración y los buenos momentos que es capaz de ofrecer este célebre compacto.

Un título en definitiva que combina con maestría numerosas referencias a la cultura pop japonesa, con un argumento más propio de una aventura rebosante de acción, agradables sorpresas, un apartado sonoro brillante, bellas coreografías, y un ritmo siempre adictivo al servicio de la mejor diversión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.