SPACE INVADERS

Los más talluditos del lugar recordarán una de aquellas primeras recreativas que vieron la luz, y que elevaron la fiebre por matar marcianos a su máxima potencia.

Nos referimos, claro está, al legendario Space Invaders, todo un clásico de los videojuegos que Nintendo rescató del baúl de los recuerdos para adaptarlo a Super Game Boy.

A grandes rasgos, se trata de un cartucho de 4 megas en el que podéis optar por el modo Super Game Boy o el Arcade.

Si elegís el primero, alrededor de la pantalla aparecerá el marco de la recreativa y podréis seleccionar entre jugar en blanco y negro, en color o simulando el papel de celofán que aparecía en el original para dar sensación de colorines.

En cuanto al modo Arcade, exclusivamente concebido para Super Game Boy, las naves espaciales invadirán toda la pantalla; vamos, que desaparece el marco característico y además de los tres tonos antes mencionados, tendréis uno más a vuestra disposición.

En éste último vuestra nave y los alienígenas se desplazan sobre un decorado que representa un planeta y su bóveda celeste.

Pero en cualquiera de los casos, la mecánica es igual de simple: destruir todas las naves invasoras antes de que éstas os destruyan a vosotros.

EL BISABUELO DE LOS MATA-MATA

No tiene gráficos destacables, carece de melodías rompedoras y los efectos de sonido no os darán la sensación de estar en plena guerra galáctica.

¿Qué tiene entonces Space Invaders?.

Pues muy sencillo: atesora el inconfundible sabor añejo de los videojuegos de primera generación, por ser los pioneros en el género.

Dedicado para nostálgicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.