SPIDER-MAN

Todo gran poder conlleva un gran juego…

La ciudad de Nueva York está en peligro, y sólo el Hombre Araña puede salvarla en su primera aventura para PlayStation… entre otros sistemas coetáneos.

Cuando el Doctor Octopus entra en acción, los problemas empiezan para Peter Parker.

Una vez más, “Cabeza de Red” tiene que detener a ese maníaco y a sus malvados aliados, y lo hará como sólo él puede: con el traje y los poderes de su alter ego, el Asombroso Spider-Man.

Hasta su estreno en PSOne los juegos de Spider-Man eran sobre todo una sucesión de puñetazos, saltos y patadas, sacando muy poco partido de las habilidades del personaje.

Por eso su primer juego en 3D supuso una verdadera revolución.

Para empezar, “Spidey” por fin podía balancearse en red por espacios tridimensionales, con un control tan preciso como suave.

No podíamos dejarnos caer al suelo – algo que llegaría en juegos posteriores -, pero precisamente eso hacía que el movimiento en red fuese más emocionante y divertido.

Y luego estaban el resto de poderes de Spider-Man: nuestro héroe favorito podía pegarse a cualquier superficie y moverse por ella; tenía una agilidad y fuerza descomunales – y un repertorio de combos a la altura -; y además podía usar sus telarañas para golpear a los enemigos, realizar técnicas especiales o inmovilizarlos.

En definitiva, por fin podíamos disfrutar de todas las habilidades de este superhéroe.

El juego de Spider-Man podría haberse limitado a una mecánica beat’em up, pero prefirió ofrecernos mucho más.

Tenía partes de sigilo e infiltración, persecuciones, puzzles, jefes finales desafiantes, docenas de secretos y trajes…

Incluso hoy día sorprende que un juego de PSOne fuese tan variado y completo.

Sin lugar a dudas, Spider-Man fue uno de los grandes juegos de la primera consola de Sony, pero también fue el título que nos mostró, por primera vez, las infinitas posibilidades de diversión que el Trepamuros puede ofrecer en un videojuego.

UN HÉROE MULTITAREA

El desarrollo de Spider-Man era tan variado como los superpoderes del personaje: podíamos movernos en red, trepar paredes, combatir, usar nuestras telarañas…

Las misiones también supieron sacar partido de estas habilidades.

BALANCEO

Este fue el primer juego que nos permitía balancearnos en red en un entorno tridimensional.

¡Y fue toda una gozada!.

MISIONES

En cada nivel “Spidey” tiene una serie de objetivos, como rescatar a unos rehenes y acabar con unos matones en un tiempo límite.

JEFAZOS

En el juego nos vemos las caras con villanos como el Escorpión o Rhino, que requieren estrategias especiales para vencerles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.